Claves para la Mujer de hoy

mujer-moderna

Tal y como está estructurada la sociedad actual, el reto más importante que la mujer tiene, consiste en encontrar el equilibrio entre las diferentes áreas de su vida. Aspectos como el laboral, familiar, las amistades, el estudio, entre otros; son las diversas gamas que para la mujer es importante. Pero, la verdadera clave del éxito se encuentra en lograr un equilibrio y armonía entre ellas.

Representa un conflicto muy grande para la mujer tener que tomar una decisión entre familia y vida laboral, incluyendo todo lo que la rodea. Atrás va quedando poco a poco la idea de la mujer abnegada que se sacrifica por los hijos y toda familia. En la actualidad, existen ejemplos de muchas mujeres que se han organizado y han logrado equilibrar los diversos planos de sus vidas.

Otro de los aspectos a vencer es la falsa ideología que se ha tenido por generaciones, la cual provoca en muchas mujeres sentimientos de culpa, pues siguen pensado que la responsabilidad del cuidado de los hijos y de la familia, en general, es suya. Debido a esto detienen su crecimiento, no sólo a nivel profesional, sino también como seres humanos.

Las claves que damos a continuación pueden ayudar a que muchas mujeres tengan claro cuál es la llave que abre la puerta del éxito.

  • Tomarse un tiempo para estar a solas. Siempre hace bien darse ese respiro, estar consigo por unas horas, por varios días, permite reencontrarse con uno mismo para replantearse metas y objetivos trazados.

 

  • Rodearse de gente que se admira. Esto resulta una buena dosis de motivación. Rodearse de personas que pueden resultar ser una guía en muchos aspectos permitirá que ideas y objetivos sean más concretos.

 

  • Evitar estar con personas nocivas. Es un factor fundamental no rodearse de gente deprimente y negativa que en lugar de ayudar a cumplir las metas resulten ser un obstáculo.

 

  • Comer bien. Es fundamental para tener siempre energía y buena salud.

 

  • Ejercicio. Hacerlo es la mejor forma de mantenerse activo y en equilibrio, tanto físico como mental.

 

  • Dormir el tiempo suficiente. Para reponerse de toda la trayectoria del día, para tener la mente y el cuerpo descansados con el fin de tener mucha energía para llevar a cabo todas las actividades.

 

  • Seguir aprendiendo. Continuar con el aprendizaje ayuda a incrementar el conocimiento y de esta forma encaminarse hacia nuevos objetivos.

 

  • Creatividad. Hacer uso del ingenio para afrontar los desafíos que se presentan en la vida personal y laboral.

 

  • Vocación. Es muy importante hacerlo que en verdad gusta y se disfruta.

 

  • Productividad. Mediante propuestas y soluciones acertadas el beneficio se hará presente y con ello el crecimiento.

 

  • Competencias. La combinación de conocimientos y habilidades se adquiere con el paso del tiempo, es el resultado de la experiencia, en el campo labora es un requisito fundamental para triunfar.

 

  • Pensar en grande. Todo inicia por un sueño y un deseo, esto se debe de proyectar al exterior. Una vez que se pretenden cosas grandes se comienza a buscar las herramientas necesarias para llevarlo a cabo.

 

El éxito es un sinónimo de triunfo y este llega cuando se cumplen los objetivos y metas fijados en un proyecto de vida. Romper con las ideas del pasado en donde la mujer sólo es símbolo de obediencia, sacrificio, servicio y además responsable del funcionamiento de un núcleo social como es la familia; no ha sido nada fácil, pero es tu responsabilidad actualizar ese tipo de creencias y ser lo que tú quieras. Si quieres saber más sobre el éxito sigue el siguiente link. Claves sobre el éxito Hoy!

Las claves del éxito Hoy!

¿Te sientes bloqueado? ¿Crees que no vas avanzar ni aunque tiren de ti todo el mundo entero?Entonces lo mejor que puedes hacer es tomar nota de los siguientes consejos, porque en la vida las cosas no cambian si siempre hacemos lo mismo, hace falta reciclarse y beneficiarse de ello, no lo dudes, toma nota e inicia el cambio. Grandes artistas como Macklemore o Michael Bublé siguieron estos pasos junto a sus entrenadores personales(Coach) y lograron el éxito.

Camino al Exito

Recuerda:

No puedes ganar siempre

La sociedad moderna en general y el entorno laboral en particular han empujado a una ultracompetitividad que nos obliga a intentar estar siempre por encima de los demás (y, si no es así, es que hemos fracasado). Niven recuerda que debemos aprender también a perder, y sobre todo, a seguir adelante después de una derrota. Todos pierden batallas, lo importante es no perder la guerra.

Si no estás seguro de lo que va a ocurrir, sé positivo

No hay nada más dañino que la incertidumbre tan propia de nuestros días, puesto que nos conduce a estados mentales en los que empezamos a imaginar únicamente las posibles consecuencias negativas de nuestros actos. La mayor parte de ellas no ocurrirán jamás, pero aun así, pensamos que son altamente plausibles. No sabemos lo que el futuro nos deparará, así pues, lo único que podemos hacer es intentar cambiar lo que esté en nuestra mano y para ello necesitaremos cierta positividad.

No confíes únicamente en ti mismo

La confianza es esencial para salir adelante, pero un exceso de la misma sólo nos puede conducir al desastre. No podemos saber todo, y por eso, es necesario dejarnos aconsejar o tutelar para alcanzar con mayor facilidad nuestros objetivos. Sólo de esa manera podremos evitar los obstáculos que se ocultan detrás de cada esquina y que quizá no podamos descubrir por nuestra cuenta.

Cambia tus metas

No hay nada más perjudicial que plantearse objetivos imposibles de alcanzar. Es importante ser capaces de cambiar de dirección en el momento preciso y no obcecarnos con lo irrealizable. No se trata de darse por vencidos, sino de ser un poco pragmáticos. Las prioridades vitales no son las mismas a los 18 que a los 40, por lo que al igual que nuestra vida cambia, nuestros sueños también (y ello no quiere decir que traicionemos al adolescente que un día fuimos).

No importa lo que ha ocurrido, sino lo que pienses de ello

La psicología recuerda a menudo que la importancia de las cosas no es inherente a cada acontecimiento, sino que depende de la relevancia que queramos darle. Es una defensa de la subjetividad: no importa tanto aquello bueno o malo que nos ocurra como la interpretación que le demos. ¿Te ha dejado tu mujer y, por lo tanto, vas a ser infeliz para siempre o simplemente es una forma de animarte a conocer a gente nueva? ¿El despido ha acabado con tu carrera o te ha abierto nuevas puertas?

Intenta no pensar en lo que te molesta

Los círculos viciosos del pensamiento negativo no tienen fin y en cada vuelta se hacen peores. Si algo o alguien nos molesta, nos cae mal o nos perjudica, es preferible darle la justa importancia e ignorarlo, especialmente en nuestro tiempo libre o en el que comportamos con amigos y familia. El daño será el mismo, pero sin el agravante que supone regodearse en el odio.

Sé tu propio admirador

Es lo que parece haber pensado Matthew McConaugey, que en la entrega de los Oscar dedicó su premio a su propio yo dentro de 10 años, puesto que, como explicó, es el modelo que le sirve de inspiración para seguir adelante. Sin llegar a los extremos del protagonista de True Detective, tenemos que mantener cierta autoestima ante los vaivenes de la vida. Si ni siquiera creemos en nosotros mismos, no habrá nadie que pueda depositar su confianza en nosotros.

Cómo vemos el mundo es más importante que cómo es realmente

A muchos realistas le sonará una defensa del escapismo o el autoengaño, pero, al igual que lo que ocurría con la importancia de nuestra visión sobre el mundo, debemos evitar aceptar lo que los demás tienen que decir sobre nosotros y buscar personalmente aquello que nos importa y, por lo tanto, por lo que debemos luchar. En palabras de Niven, “los científicos, los filósofos y los reyes podrían protagonizar un debate inacabable sobre esta cuestión, pero no hay una clasificación real para el mundo más allá de la que tú le asignas”.

Eres una persona, no un estereotipo

Pensamos que adecuarnos a una imagen determinada nos hará más deseables frente a los demás. Sin embargo, como recuerda Niven, “la gente es más feliz cuando permite que su auténtica personalidad salga a la luz, no cuando se conforman con imágenes populares”. En muchos casos, esta simulación es causada por la necesidad de interactuar con el sexo opuesto, algo también equivocado: “Los hombres que piensan que deben actuar con dureza y las mujeres que creen que deben ser suaves están enjaulados en un conjunto de expectativas que no tienen nada que ver con quiénes son realmente”.

Dedica un cuarto de hora al día a planificarte

Nos levantamos apresuradamente con el sonido del despertador y, 17 horas más tarde, nos metemos en la cama con la cabeza como un bombo, saturada de vivencias e información. Sin embargo, no hemos dedicado ni un segundo a lo largo del día a poner en perspectiva nuestra vida: ¿hemos hecho algo que signifique mucho para nosotros? ¿Estamos más cerca de nuestro objetivo? ¿Hemos faltado a nuestros principios? Dedicar diez o quince minutos al día a revisar nuestro comportamiento es vital para que los cambios que nos proponemos funcionen de verdad.