Cómo una buena novela “masajea” las neuronas

 

 
No hay nada como un buen libro para hacer volar nuestra imaginación y activar nuestra mente. De hecho, hace algunos años los neurocientíficos apreciaron que cuando leemos palabras como “perfume” o “café” se activan las partes del cerebro vinculadas con la percepción de los aromas, como si nosotros mismos estuviésemos percibiendo esos olores.

Hasta el momento, nos habíamos centrado en monitorizar la actividad cerebral durante la lectura, queríamos saber qué pasa en nuestro cerebro mientras leemos. Sin embargo, ahora una investigación realizada en la Universidad de Emory ha ido un paso más allá y sugiere que los efectos de la lectura en el cerebro son a largo plazo.

 
Según esta investigación, leer una buena novela es como recibir un “masaje” suave pero poderoso, directamente en el cerebro, cuyos efectos no desaparecen inmediatamente después de la lectura sino que se extienden a lo largo del tiempo. De hecho, la lectura activa diferentes redes neuronales, en función de su contenido emocional y visual-espacial. 
 

Los efectos de una buena novela no desaparecen al cerrar el libro

 
En este estudio se analizaron los cambios que tienen lugar en las funciones y las estructuras cerebrales como consecuencia de la lectura de una novela. Los investigadores reclutaron a 21 estudiantes, a los cuales les dieron seguimiento durante 19 días. Durante los primeros cinco días los investigadores solo escanearon sus cerebros, para tener un punto de partida con el cual comparar.
 
Durante los siguientes nueve días los participantes leyeron una novela de 30 páginas, todas las noches. A la mañana siguiente, sus cerebros eran escaneados. Después de terminar la novela, durante los cinco días siguientes, los investigadores siguieron escaneando sus cerebros.
 
Los resultados revelaron una gran actividad en la corteza temporal izquierda, el área del cerebro vinculada con la recepción del lenguaje. También se apreció un aumento de la conectividad, sugiriendo que las personas habían “somatizado” la experiencia semántica. Es decir, el cerebro de los lectores imitaba las acciones físicas de los personajes. De hecho, los cambios neurológicos que se apreciaron respecto a las sensaciones físicas y los sistemas de movimiento sugieren que leer una novela nos puede transportar, literalmente, al cuerpo del protagonista.
 
Además, lo más interesante fue que esos cambios persistieron cinco días después de haber terminado la novela, lo cual indica que los efectos de la lectura no cesan cuando cerramos el libro.
 

La novela activa las redes neuronales por defecto

 
Otro estudio, realizado por investigadores de la Universidad de Harvard, también desveló que una buena novela estimula lo que se conoce como “Red por Defecto”, una red de neuronas que se activa cuando la mente está en reposo.
 
En este caso, los participantes fueron sometidos a una Resonancia Magnética Funcional, para ver qué áreas del cerebro se activaban en relación con determinadas tareas, mientras leían partes de novelas, biografías, revistas y libros de autoayuda.
 
Así se pudo apreciar que, en dependencia del tipo de lectura, solo se activan algunas partes de esa red. Por ejemplo, la novela fue la lectura que mayor activación provocó, dentro de ella, los apartados que describen a personas y pensamientos activaron la corteza prefrontal medial, en el área frontal del cerebro. Por otra parte, los contenidos que describían un contenido más físico estimularon la actividad de los lóbulos temporales medios y la circunvolución temporal medial anterior.
 

Las funciones de las diferentes áreas del cerebro involucradas en la lectura

 
La corteza prefrontal es el área del cerebro que más se ha desarrollado a lo largo de la evolución, en comparación con otras especies animales. Por eso, es la principal responsable de las funciones cognitivas superiores, como el pensamiento abstracto, la capacidad para predecir las consecuencias de un acto en el futuro, la posibilidad de distinguir entre el bien y el mal y la capacidad para tomar decisiones.
 
Los lóbulos temporales contienen estructuras importantes para la memoria, como el hipocampo, o para la percepción y la elaboración del contenido emocional de los estímulos, como la amígdala. 
 
Durante la lectura, estas áreas del cerebro son la base neurobiológica que nos permite comprender la narrativa. Gracias a estas zonas cerebrales podemos comprender no solo las palabras sino las relaciones sociales que se establecen entre los personajes, podemos intuir los sentimientos y, por supuesto, ponernos en su lugar y ser empáticos o asumir sus formas de pensar. Es lo que se conoce como “Teoría de la Mente”.
 
De hecho, una buena novela es como una llave maestra para comprender la mente humana y desvelar los aspectos que hacen resonancia emocional en nosotros. Esto se debe a que somos capaces de atribuir un sentido a las conductas de los demás, por tanto, también a los personajes de una novela. Esta habilidad se conoce como “Teoría de la Mente” y, si no la tuviéramos, no podríamos disfrutar de una novela ya que seríamos incapaces de ponernos en el lugar de los protagonistas.
 

Una buena novela aumenta la empatía

 
Según otro estudio, esta vez realizado en la Universidad de Princeton, leer una novela durante una semana provoca un aumento considerable de la empatía, pero solo si hemos sido capaces de ponernos en la piel del personaje, comprender sus ideas y experimentar sus emociones.
 
En realidad, no se trata de un resultado inesperado ya que investigaciones anteriores habían confirmado que la literatura de ficción es un potente estímulo cerebral que nos permite experimentar otros mundos, personas y estados mentales diferentes. Nos permite vivir otras vidas.
 
Un estudio realizado en la New School for Social Research de Nueva York ha ido un paso más allá para demostrar que la empatía solo aumenta cuando leemos una ficción literaria, no las historias de entretenimiento. 
 
Estos investigadores explican que cuando leemos una novela debemos activar nuestros recursos interpretativos para deducir los sentimientos e ideas de los personajes, debemos activar la Teoría de la Mente. Las historias de entretenimiento, como las que se pueden leer en las revistas del corazón o en las clásicas novelas románticas, pintan un mundo coherente, donde los personajes son muy previsibles, por lo que son más bien una confirmación de nuestras expectativas y no promueven ese proceso de razonamiento.
 
¿Qué enseñanzas podemos extraer de todas estas investigaciones?
 
1. Que debemos dedicarle más tiempo a la lectura ya que se trata de una actividad muy beneficiosa para nuestro cerebro.
 
2. Que una buena novela no implica perder el tiempo, todo lo contrario, nos ayuda a desarrollar diferentes funciones cerebrales.

3. Que debemos tener más cuidado con las lecturas que elegimos ya que hay “lecturas vacías” que no nos aportan nada.

¿Qué hacer un domingo?

 

seurat-georges-tarde-de-domingo-en-la-isla-de-la-grande-jatte-ca-1886

Los domingos. Esos días de descanso y, quizá, hasta de mala leche pensando que al día siguiente es lunes y hay que ir a currar. Pero los domingos, que para algunos son los nuevos lunes o prelunes, pueden dar mucho de sí si los organizamos un poco decentemente.

Hay que tener en cuenta que el ritmo de vida que llevamos (malo, por otra parte) nos impide disfrutar de muchas cosas de ocio durante la semana. El trabajo y las obligaciones en casa son las que nos hacen que no podamos tener una vida medianamente bien organizada y debamos aprovechar los fines de semana para hacer muchas otras cosas que no hacemos durante el resto de la semana, haciendo que acabemos más cansados de lo que debiéramos, por lo que empezamos la semana con un gap de cansancio que nos impide rendir bien. Claro que si tuviéramos unos horarios más razonables en vez de las dos y tres horas para comer, igual estaríamos mejor. Eh, pero en España se vive de puta madre. Ya. Que sí. Idos a la mierda un rato.

Pero como los sábados seguramente los habéis aprovechado para hacer todo lo pendiente de obligaciones del resto de la semana (ir a la compra, limpiar en casa, rematar deberes con los críos los que los tengáis, agarrarse una borrachera épica, pasar todo el día por ahí comiendo y bebiendo) y un largo etcétera de cosas, los domingos hay que aprovecharlos bien para que luego la semana nos cunda. Así que vamos a ver varios planes que harán de ese domingo de mierda un domingo perfecto.

1. Levantarse pronto

Quiero aprovechar el domingo y levantarse a la una de la tarde o las dos no es precisamente la mejor de las opciones. Una buena hora para levantarse es hacia las diez o antes. Desayunar tranquilamente, bajar a por el pan, la prensa del domingo (en papel siempre huele mejor) y otras muchas cosas requieren tiempo. Y para eso nada mejor que madrugar.

2. Sexo matutino de domingo

Si no sabéis qué es un morning glory, mal vamos, especialmente en el caso de heteros y homos masculinos (en el caso de las lesbianas, las hormonas también están ahí, así que también vale el morning glory). Pero una de las mejores horas para tener sexo es por la mañana. Es un despertar dulce y ayuda a que todo fluya mucho mejor.

3. Desayunar por ahí

Muchas veces abrimos el armario de la cocina o el frigorífico y nos encontramos la nada más absoluta. Una araña muerta de hambre, un limón de cuero, un bote de bicarbonato abierto y la nada. Por eso un plan de domingo que empiece con un café con tostadas en tu bar favorito para estos menesteres acompañado de la prensa que tienen (y que hará que no la compres en el kiosco) puede ser uno de los mejores planes para empezar un domingo decente. A partir de ahí sólo puede mejorar.

4. Dar una vuelta por ahí

Bajarte a dar una vuelta al centro de tu ciudad, salir a dar una vuelta por los alrededores de tu pueblo… Hacer lo que sea pero andar. Seguramente el desayuno lo hayas tomado al lado de tu casa, así que hay que activarse y bajarlo. Con lo que nada mejor que irse a dar una vuelta para descubrir nuevos sitios, disfrutar de aquéllos que ya conocemos y son talismán para nosotros, encontrar un sitio de paz y tranquilidad al que ir cuando lo necesitemos. O incluso meternos en el bullicio del os múltiples mercadillos de domingo si es que lo que te apetece es ruido. La cosa es andar, que seguro que durante el resto de la semana no andáis nada, tanto coche y tanta gaita.

5. Leer

Si hay algo que durante el resto de la semana no hacemos mucho (especialmente aquéllos que no tenemos una hora hasta el trabajo en transporte público) es leer. Y hay que hacerlo mucho más a menudo y en mucha mayor cantidad. Da un poco igual lo que leas. Tu cómic favorito o la pila de cómics sin leer que tengas por ahí guardados. Algo de curro, un libro de los de consumo rápido y olvido aún más rápido, el último best seller decente, un premio, un clásico. Lo que sea. Pero leer, que nutre mente y cuerpo.

6. Hacer algo de deporte

Pues sí. Llámalo salir a correr un rato, coger la bici y echarte a hacer kilómetros o salir un rato de travesía por el campo o el monte. Nos guste o no, entre semana seguramente quitemos tiempo de otras cosas para hacer deporte (especialmente al sueño viendo lo enfermos que estáis los ran-ners) así que igual es mejor organizarse y hacerse un triatlón todos los domingos durante un par de horas y el resto de la semana comer mejor, más variado, andar y vivir con menos estrés. Y mantenerse, que también importa. Eh, pero sin pretender llegar a los próximos juegos olímpicos o sin demostrar lo guays que podéis ser que luego corréis no sé qué maratón y os dais demasiada importancia mostrando al resto de los mortales que no van a correr el maratón de Nueva York o diciendo que vosotros sois corredores y no ran-ners porque eso es mainstream. Sí, hoy domingo hay algo en un periódico online sobre esto.

7. Cocinar

La típica queja de me gustaría cocinar pero no tengo tiempo es una de las mayores estupideces y bobochorreces del universo. Puedes aprovechar para hacer ese plato que quieres probar y del que, además, oh sorpresa, tienes todos los ingredientes en casa. No digas que no tienes tiempo. Es que no te da la puta gana.

8. Chatear, salir al vermú, ir de potes

Llámalo como quieras, pero salir antes de comer, con la comida ya preparada o a falta del último retoque, a tomar un cacharro es uno de los mayores placeres de domingo. Y mira que si estuvieran así los sitios de copas (abarrotados hasta las cejas) no entrarías, pues aún así, entras en el bar de al lado de casa a pedirte un chato de clarete con su tapa correspondiente. Que, por cierto, vaya domingo de comida que llevamos, ¿eh?

9. Hacer sobremesa

Ya has comido. Pues hay que hacer sobremesa. Nada de acabar de comer y recoger para fregar los platos (lo hagas tú o el lavavajillas). No. Hay que hacer una sobremesa. Mirar al infinito, disfrutar del placer del silencio o de la conversación (depende del grado de soledad que tengas o quieras alcanzar) y estar un ratito sentado con los platos encima de la mesa no es malo precisamente.

10. Mutar en un ácaro

Sí, señoras y señores. El mejor plan para el domingo por la tarde es mutar, dejar atrás nuestra etapa humana y convertirnos en un ácaro de varias decenas de kilos tumbado en el sofá. Y no, no digáis que luego es que vaya mierda y que deberíamos haber aprovechado. El domingo por la tarde se hizo para estar tirado en el sofá. Al menos una hora, porque tú lo vales. Y te digan lo que te digan.

11. Ponerte al día de series

Ya que Netflix no va a llegar a España (ni servicio similar, porque si alguien hace algo similar de 40€ al mes no va a bajar), puedes aprovechar para entrar en tu web favorita de descargas o streaming a ver la serie que has dejado colgada. ¿Por qué? Pues porque entre la puta manía de poner dos o más episodios de una serie a horas en las que deberíamos estar en la cama, la publicidad que ponen en los canales secundarios de televisión que dejan a tu personaje favorito con la palabra en la boca (lo que hace Antena 3 con los Simpson es para quitarles los derechos, porque creo que en la Fox no lo saben) y otras muchas más cosas, al final consiguen hacer que aborrezcamos la tele. Así que, a ser piratas. Total, la tele en abierto la vemos gratis igual.

12. Evitar la siesta a toda costa

Sí, y eso parece que es contrario a ser un ácaro, pero en realidad no lo es. La siesta es dormir, ser un ácaro significa estar tirado en el sofá. Y la siesta hay que evitarla a toda costa, sobre todo aquellas personas que, como yo, se os cambia el sueño si dormís media hora de siesta, lo que significa estar luego horas y horas dando vueltas en la cama por la noche con los ojos como platos porque el domingo no es día de siesta, sino de descanso.

Siguenos feed-icon32x32

Como vivir una vida equilibrada: 7 areas importantes de la vida

Nuestra vida esta compuesta de diferentes areas que se refuerzan entre sí para lograr un balance. A menudo ocupamos la mayoría de nuestro tiempo en solo un par de ellas restandole importancia a las demás, pero para vivir una vida equilibrada no solo basta con concentrarnos en el trabajo, en el estudio o incluso en la recreación. Es importante también prestar atención al aspecto social, físico, psicológico y espiritual de nuestras vidas.

Vivimos en un mundo acelerado, agitado y con una sobredosis de información y estimulación. A veces podemos vernos absorbidos y consumidos por este mundo, dedicando todo nuestro tiempo al trabajo y al estudio, y con el tiempo libre que nos queda decidimos distendernos en Facebook, Youtube, videojuegos y televisión.

Así como una planta para crecer necesita agua, luz solar, tierra fertil y un clima adecuado, así también nuestra vida se nutre de distintas areas de las cuales es necesario ocuparse para asegurarse que todas las demás rindan su fruto. La clave es saber administrar el tiempo.

1. Profesional

Como vivir una vida equilibrada: Trabajar

El aspecto profesional de nuestra vida se refiere a nuestro trabajo. Es uno de los aspectos más importantes de la vida ya que mediante el trabajo nos volvemos personas útiles para la sociedad, nos sentimos valorados, sin mencionar que nos provee los medios para seguir desarrollandonos en las demás areas de la vida.

A pesar de ser un aspecto muy importante, algunos pueden llegar a invertir demasiado tiempo en este aspecto, dejando que el trabajo los absorba, descuidando las demás areas de la vida. Esto a fin de cuentas nos juega en contra ya que al no invertir el tiempo adecuado en los otros aspectos de la vida como descansar, el rendimiento general del trabajo se reduce muchísimo por más que trabajemos 16 horas al día.

Por otro lado hay otros que deciden basicamente invertir cero tiempo en trabajar. Teniendo alguien que los mantiene tienen la posibilidad de evitar -al menos por un tiempo- esta responsabilidad. Sin embargo, al no desarrollarse en esta area, en el futuro les resultara mucho más difícil hacerlo. No solo eso, sino que las demás aspectos de su vida pueden verse perjudicados por la falta de ingresos, experiencia y madures. El valor del dinero solo se aprende trabajando.

2. Recreacional

Como vivir una vida equilibrada: Recreación

De este recurso, los que trabajan mucho tienen poco, y los que no trabajan tienen demasiado. Lo cierto es que debe haber un balance justo. El momento de recreación es un momento en el que liberamos tensiones, nos relajamos, nos divertimos y nos reimos.

Esto no significa solo estar en Facebook, Youtube, con videojuegos o mirando la tele. Es mejor elegir actividades que nos hagan salir de enfrente de la pc y que abarquen también otras areas de nuestra vida. Por ejemplo:

  • En vez de chequear las interminables publicaciones en Facebook ¿porqué no llamar a un amigo e invitarlo a tomar unos mates con facturas? De esa forma lo recreacional trasciende con lo social. Facebook, por más que sea una red social, es equivalente a un teléfono o menos. Nada reemplaza la calidés del contacto cara a cara.
  • En vez de ponerse con los jueguitos ¿porqué no hacer algún deporte, salir a andar en bici, en skate o a pasear al perroDe esa forma lo recreacional trasciende con lo físico que también es super importante, y de paso respiramos aire fresco y estamos en contacto con la naturaleza. Y si lo hacemos con amigos, estamos combinando 3 areas: recreacional, físico y social!

3. Social

Como vivir una vida equilibrada: Amigos

El aspecto social es muchas veces descuidado. Como hablabamos antes, compartir una publicación en Facebook no reemplaza ni ahí lo que significa estar con amigos compartiendo un momento juntos. Hay que salir, cambiar de ambiente, distenderse.

Entre amigos podemos nutrirnos, fortalecernos, animarnos y bancarnos cuando necesitamos alguien que nos escuche y aconseje. Es un aspecto vital de nuestra vida y en esto esta incluído también la familia.

La familia es uno de los vínculos más valiosos e importantes que podemos tener. Algunos no tienen buena relación con la familia, por problemas de convivencia, por episodios pasados o por conflictos emocionales, pero es importantísimo trabajar continuamente en intentar reestablecer estos vínculos, porque son más fuertes y poderosos que cualquier otro. El perdón, la compasión y la humildad son las llaves para hacerlo. El rencor y el orgullo solo nos perjudican a nosotros mismos.

4. Psicológico

Como vivir una vida equilibrada: Meditar

Armonizar la vida es también armonizar la mente. Muchas veces estamos tan ajetreados con el día a día, distraídos con el aspecto profesional o recreacional, que los problemas y conflictos se desarrollan en nuestro interior sin que les prestemos atención. Después viene el stress, la depresión, el miedo y el enojo, y nos sabemos de donde salió ni como solucionarlo.

Algo que me ayudo mucho en este area es la meditación. También llamada oración centrante, la meditación es tomarse un momento en el día -entre 15 y 30 minutos- para simplemente estar sentado en silencio frente a Dios, con los ojos cerrados, en una actitud pasiva, centrandome en el momento presente, dejando que los pensamientos fluyan de mi mente sin engancharme en monólogos internos sobre ningún tema, sinosimplemente “estar sentado”. Para mi equivale a defragmentar el disco ordenar una habitación. Se aquietan las aguas y el fondo del estanque se ve con más claridad.

A veces también puede ser muy ventajoso asistir a algún consejero profesional o psicologo que sepa orientarnos con respecto a lo que nos esta pasando y como resolverlo.

5. Espiritual

Como vivir una vida equilibrada: Dios

El aspecto espiritual de la vida es uno que muchos dejan de lado, pero que sin embargo es el más valioso. En el aspecto espiritual se encuentra paz inclusive en medio de las dificultades y problemas de la vida. El centro del aspecto espiritual es el amor hacia Dios y hacia los demás, y una relación con Dios es el vínculo más importante que podemos llegar a tener.

Nuestro espiritu siempre busca desarrollarse y estar más cerca de Dios. A medida que el espiritu de Dios crece en nosotros nuestra vida se va llenando de armonía, paz, paciencia, humildad, bondad, generosidad, autocontrol y alegría.

Podemos desarrollar nuestro aspecto espiritual orando y leyendo la bibliaOrar es simplemete hablar con Dios, en cualquier momento o lugar, buscarlo, agradecerle por todo lo que tenemos, confiarle nuestras preocupaciones y pedirle que nos guíe. Al leer la biblia nos nutrimos de muchas riquezas espirituales, mensajes filosóficos y sabiduría aplicable a la vida cotidiana. Recomiendo leer una versión de lenguaje sencillo y actual, y empezar por el nuevo testamento que contiene las enseñanzas de Jesús. Los libros de Salmos y Proverbios contienen mucha sabiduría.

6. Intelectual

El aspecto intelectual también es muy importante. Desarrollarnos, aprender, progresar, es uno de los pilares fundamentales de una vida emocionante y sana. Hay dos caminos, o avanzar o retroceder, no hay termino medio. El estancamiento a la larga equivale a retroceso. Hay que buscar que es lo que nos apasiona y dedicarnos a fomentar esa pasión y desarrollarla, aprender más de eso que nos gusta. Luego eso puede convertirse en una herramienta útil y afilada para llevar adelante nuestra vida y ser de ayuda para otros.

7. Física

Como vivir una vida equilibrada: Ejercicio físico

El aspecto físico a menudo es el más fácil de descuidar para los que tenemos trabajos sedentarios, sentados todo el día en una oficina, con tiempos contados para comer, alimentandonos con “lo que hay” o lo que esta a nuestro alcance, que a menudo es comida chatarra.

Hacer alguna clase de actividad física es crucial para armonizar cuerpo y mente. Los músculos se tienen que mover y la sangre tiene que fluir. Esta cientificamente comprobado que si no nos movemos, corremos el riesgo de convertirnos en momias. No hace falta correr una maratón o anotarse en un gimnasio. Alcanza con levantarse temprano a la mañana o salir en el frescor de la tarde a andar en bici, skate, rollers, trotar un ratito o simplemente dar una buena caminata. Lo importante es mover el cuerpo para no estancarnos.

Hay actividades físicas que también llegan a las areas sociales y recreacionales, como puede ser juntarse a hacer algún deporte como fútbol, handball, softball, rugby o basket.

La alimentación es otro aspecto crucial para estar en armonía. Somos lo que comemos. Si vivimos comiendo comida chatarra, frituras, golosinas, saladitos y tomando alcohol y gaseosas, es de esperarse que no estemos ni muy sanos, ni muy felices ni en equilibrio.

Comer sano es un hábito que se adquiere, y que no equivale a comer cosas sin sabor o aburridas. Se puede comer sano alimentandose de cosas deliciosas, solo hace falta informarse un poco en la materia.

De más esta decir que dejar adicciones que dañan nuestra salud física y mental como el cigarrillo o la marihuana juegan un papel importante en la salud.

¿Qué hago?

Una vida equilibrada y balanceada equivale a una vida feliz, en armonía y plenitud. Pero ¿cómo empezar a ocuparme de estas areas de mi vida?

  • Agarra un papel y hace una lista de actividades para avanzar en cada area
  • Considera actividades que involucren más de un area
  • Empeza una actividad hoy.

DE SUPERNANNY A LA REALIDAD HOGAREÑA

aafamilia

Sabemos que no siempre es fácil cumplir a raja tabla lo que nos va explicando supernanny en sus diferentes capítulos o bien porque nuestro hijo siempre es algo diferente del que aparece en el episodio o bien porque sus técnicas no siempre se adecuan a nuestra realidad.

Por eso inauguramos este nuevo espacio en el blog, dónde trabajar diversos temas y casos de una manera próxima y real. Nosotros publicaremos cada semana e iremos respondiendo a dudas que vayan apareciendo e relación a la temática tratada.

Iniciamos ahora en verano porque es la época del año en la que pasamos más tiempo con nuestros hijos y surgen los primeros conflictos y nuestras primeras dudas como educadores, así pues os damos la bienvenida a este nuevo espacio educativo de la mano de Teresa Guillem, especialista en terapia familiar y educación con niños y adolescentes.

5 CONSEJOS BÁSICOS PARA SENTIR QUE ATIENDES DE FORMA ADECUADA A TUS HIJOS

Nadie conoce a tus hijos mejor que tú, y por eso no existe nada en el mundo mejor que seguir tu propio instinto cuando se trata de educarlos y ayudarlos a crecer.

Aún así, estos cinco consejos pueden serte útiles para que la relación con tus hijos sea siempre muy feliz:

1. Dialoga con tus hijos y escúchales sin importar que tan pequeños son.

Una relación exitosa y feliz entre padres e hijos siempre estará basada en la comunicación. En cada etapa debes ir marcando límites pero también ayudarle a descubrir los nuevos sin miedo, pero con el conociento básico de lo que en cada edad se necesita,.Trata de ayudarles un espacio de opinión en famila. Ayúdalos a crecer sabiendo que tienen derecho a voz y que su opinión es importante.

COLOURBOX1021408--478x270

2. Trata de pasar algo de tiempo con cada uno de tus hijos por separado sin el resto de la familia.

De esta manera podrás establecer una relación individual con cada uno de tus hijos y una unión especial crecerá a partir de esos momentos juntos. Te sorprenderás al darte cuenta de cuánto puedes aprender sobre el carácter y la personalidad de cada uno de ellos de esta manera.

jugar

3. Asegúrate de que sus hijos sepan siempre que confías plenamente en ellos.

 Si deseas que tus hijos crezcan siendo personas seguras de sí mismas, entonces debes de empezar demostrando que tú les tienes confianza absoluta y que crees en ellos y en sus capacidades. Cuando te fallen explícales de forma asertiva cómo te afecta su comportamiento y hazles entender el beneficio de comportarse adecuadamente. images (2)

4. Procura que por lo menos una comida al día se lleve a cabo con toda la familia junta.

Ya sea el desayuno, comida ó la hora de la cena, este es el momento en que el clan completo tiene la oportunidad de compartir sus experiencias, de hablar, tomar decisiones en familia y de pasar un momento de calidad todos juntos. Enséñales a comer bien, dales razones para hacerlo y comparte sus intereses y cosas vividas. Tratemos de hacerlo sin móviles ni interrupciones de trabajo o llamadas.7013_comida_familia

5. No te angusties por ser la madre o el padre perfecto de hijos perfectos.

En realidad es más importante ser un buen modelo a seguir para tus hijos. Si tienes la capacidad de amar, perdonar y eres generosa, ¡entonces ya estás haciendo un excelente trabajo! Trata de hacer lo mejor que puedas pero por favor y por tu bien ¡no te agobies!El-cuento-de-feliz-noche_articulo_landscape

 

 Consejo: Frente cualquier duda preguntanos o consulta libros de desarrollo para entender a tu hijo y atenderle de forma adecuada, próxima e individual. El premio siempre va a ser vuestra salud y felicidad conjunta.Sigue nuestros próximos post.

Las claves del éxito Hoy!

¿Te sientes bloqueado? ¿Crees que no vas avanzar ni aunque tiren de ti todo el mundo entero?Entonces lo mejor que puedes hacer es tomar nota de los siguientes consejos, porque en la vida las cosas no cambian si siempre hacemos lo mismo, hace falta reciclarse y beneficiarse de ello, no lo dudes, toma nota e inicia el cambio. Grandes artistas como Macklemore o Michael Bublé siguieron estos pasos junto a sus entrenadores personales(Coach) y lograron el éxito.

Camino al Exito

Recuerda:

No puedes ganar siempre

La sociedad moderna en general y el entorno laboral en particular han empujado a una ultracompetitividad que nos obliga a intentar estar siempre por encima de los demás (y, si no es así, es que hemos fracasado). Niven recuerda que debemos aprender también a perder, y sobre todo, a seguir adelante después de una derrota. Todos pierden batallas, lo importante es no perder la guerra.

Si no estás seguro de lo que va a ocurrir, sé positivo

No hay nada más dañino que la incertidumbre tan propia de nuestros días, puesto que nos conduce a estados mentales en los que empezamos a imaginar únicamente las posibles consecuencias negativas de nuestros actos. La mayor parte de ellas no ocurrirán jamás, pero aun así, pensamos que son altamente plausibles. No sabemos lo que el futuro nos deparará, así pues, lo único que podemos hacer es intentar cambiar lo que esté en nuestra mano y para ello necesitaremos cierta positividad.

No confíes únicamente en ti mismo

La confianza es esencial para salir adelante, pero un exceso de la misma sólo nos puede conducir al desastre. No podemos saber todo, y por eso, es necesario dejarnos aconsejar o tutelar para alcanzar con mayor facilidad nuestros objetivos. Sólo de esa manera podremos evitar los obstáculos que se ocultan detrás de cada esquina y que quizá no podamos descubrir por nuestra cuenta.

Cambia tus metas

No hay nada más perjudicial que plantearse objetivos imposibles de alcanzar. Es importante ser capaces de cambiar de dirección en el momento preciso y no obcecarnos con lo irrealizable. No se trata de darse por vencidos, sino de ser un poco pragmáticos. Las prioridades vitales no son las mismas a los 18 que a los 40, por lo que al igual que nuestra vida cambia, nuestros sueños también (y ello no quiere decir que traicionemos al adolescente que un día fuimos).

No importa lo que ha ocurrido, sino lo que pienses de ello

La psicología recuerda a menudo que la importancia de las cosas no es inherente a cada acontecimiento, sino que depende de la relevancia que queramos darle. Es una defensa de la subjetividad: no importa tanto aquello bueno o malo que nos ocurra como la interpretación que le demos. ¿Te ha dejado tu mujer y, por lo tanto, vas a ser infeliz para siempre o simplemente es una forma de animarte a conocer a gente nueva? ¿El despido ha acabado con tu carrera o te ha abierto nuevas puertas?

Intenta no pensar en lo que te molesta

Los círculos viciosos del pensamiento negativo no tienen fin y en cada vuelta se hacen peores. Si algo o alguien nos molesta, nos cae mal o nos perjudica, es preferible darle la justa importancia e ignorarlo, especialmente en nuestro tiempo libre o en el que comportamos con amigos y familia. El daño será el mismo, pero sin el agravante que supone regodearse en el odio.

Sé tu propio admirador

Es lo que parece haber pensado Matthew McConaugey, que en la entrega de los Oscar dedicó su premio a su propio yo dentro de 10 años, puesto que, como explicó, es el modelo que le sirve de inspiración para seguir adelante. Sin llegar a los extremos del protagonista de True Detective, tenemos que mantener cierta autoestima ante los vaivenes de la vida. Si ni siquiera creemos en nosotros mismos, no habrá nadie que pueda depositar su confianza en nosotros.

Cómo vemos el mundo es más importante que cómo es realmente

A muchos realistas le sonará una defensa del escapismo o el autoengaño, pero, al igual que lo que ocurría con la importancia de nuestra visión sobre el mundo, debemos evitar aceptar lo que los demás tienen que decir sobre nosotros y buscar personalmente aquello que nos importa y, por lo tanto, por lo que debemos luchar. En palabras de Niven, “los científicos, los filósofos y los reyes podrían protagonizar un debate inacabable sobre esta cuestión, pero no hay una clasificación real para el mundo más allá de la que tú le asignas”.

Eres una persona, no un estereotipo

Pensamos que adecuarnos a una imagen determinada nos hará más deseables frente a los demás. Sin embargo, como recuerda Niven, “la gente es más feliz cuando permite que su auténtica personalidad salga a la luz, no cuando se conforman con imágenes populares”. En muchos casos, esta simulación es causada por la necesidad de interactuar con el sexo opuesto, algo también equivocado: “Los hombres que piensan que deben actuar con dureza y las mujeres que creen que deben ser suaves están enjaulados en un conjunto de expectativas que no tienen nada que ver con quiénes son realmente”.

Dedica un cuarto de hora al día a planificarte

Nos levantamos apresuradamente con el sonido del despertador y, 17 horas más tarde, nos metemos en la cama con la cabeza como un bombo, saturada de vivencias e información. Sin embargo, no hemos dedicado ni un segundo a lo largo del día a poner en perspectiva nuestra vida: ¿hemos hecho algo que signifique mucho para nosotros? ¿Estamos más cerca de nuestro objetivo? ¿Hemos faltado a nuestros principios? Dedicar diez o quince minutos al día a revisar nuestro comportamiento es vital para que los cambios que nos proponemos funcionen de verdad.