Intimidad femenina, siempre es bueno aprender

blog sexualidad_femenina La sexualidad es un aspecto fundamental en la calidad de vida. Sin embargo, para muchas mujeres sigue siendo un tabú. El desconocimiento fisiológico de su organismo alimenta mitos y miedos que ocasionan disfunciones relacionadas con el dolor, como el vaginismo y la dispareunia. La razón nos la ofrecen los expertos

Según la psicóloga y miembro de la organización española Actio-Psicología Aplicada, Raquel De Laorden, “el 43% de la mujeres sufren algún trastorno sexual, por un 35% de los hombres”.

Sin embargo, muchas mujeres no conocen esta realidad. Creen, erróneamente, que lasdisfunciones de este tipo solamente afectan a la población masculina. Palabras comovaginismo, constricción involuntaria de los músculos de los genitales femeninos al intentar el coito, o dispareunia, dolor genital recurrente asociado con la relación sexual, siguen siendo extrañas para muchas mujeres.

“La falta de conocimiento sobre este tipo de temas facilita que se produzcan estos trastornos”, expone la médica y miembro de la Asociación de Especialistas en Sexología, Ana Belén Romero.

Sin embargo, en 2012 esta problemática femenina resonó fuerte en los medios cuando apareció una encuesta realizada por la Universidad de Chicago (EE.UU.), publicada en el Journal of the American Medical Association.

El estudio concluyó que la prevalencia de las disfunciones sexuales es más alta en la población femenina que en la masculina, y especificó que, “el 43% de las mujeres ente 18 y 59 años ha experimentado algún tipo de disfunción sexual a lo largo de su vida”.

Esta encuesta, sin embargo, fue más allá y logró averiguar qué tipo de trastornos sexuales eran más comunes dentro de las población femenina. El resultado: el 21% de las mujeres entre los 18 y los 29 años afirmaban que sufría algún tipo de dolor durante la relación sexual, mientras que el 27% habla de experiencias “poco placenteras“.

En esta línea, el Departamento de Urología y Psiquiatría de la Universidad de California (EE.UU.), aseguró “que cerca del 40% de las mujeres nunca han buscado tratamiento o ayuda” para estos problemas.

Desconocimiento del propio cuerpo

¿Por qué la población femenina continúa escondiendo este tipo de disfunciones cuando se ha establecido que la salud sexual es parte integral de la vida humana?.

De Laorden apunta que “muchas mujeres desconocen su propio cuerpo y sus genitales, en concreto la función del clítoris”.

Para la médico y especialista en salud sexual Ana Belén Romero, “este tipo de trastornos están relacionados con el aspecto psicológico y pueden originarse, incluso, durante las primeras relaciones sexuales”.

Una mujer tailandesa con un poster de una mujer desnuda en la mano camina delante de una pancarta en la que se lee ¿Qué es buen sexo?' delante del Palacio Real en Bangkok, Tailandia

Estos problemas se deben a factores como el miedo a la intimidad, unido al temor de rechazo por parte de la pareja, a una inadecuada educación y a la asociación del sexo con la inmoralidad o con el sentimiento de culpabilidad, así como al papel de las mujeres en las relaciones sexuales, en donde prevalece la idea de satisfacer al hombre, según indica a Efe De Laorden.

Romero insiste que este tipo de ideas todavía “pesan mucho en nuestra cultura y deben desmitificarse”. Llama la atención, por ejemplo, sobre la concepción de lamasturbación femenina. Asegura que, “todavía es un completo tabú en nuestra sociedad ”.

Frente a esto, la psicóloga y sexóloga Cristina Martínez, asesora de la Asociación Española para la Salud Sexual, apunta que, “las mujeres, a diferencia de los hombres, no nos atrevemos a vivir la masturbación con naturalidad y eso crea un gran desconocimiento de su propia sexualidad”.

Martínez afirma, además, que “por lo general la mujer está acostumbrada a que sea el hombre quien descubra su propio placer sin pasar por ella misma y esto se debe a que muchas jamás han explorado su área genital, lo que genera un ocultismo o un mayor tabú en la mujer que en el hombre”.

En suma, según Romero, “para evitar problemas sexuales la mujer debe ponerse en manos de un experto que le ayude a resolver esas disfunciones y, una vez que juntos han encontrado dónde está el problema, puede favorecer su vida sexual con el autoerotismo”.

Esto, en definitiva, “le permite desechar miedos, tabúes y vergüenzas”, porque la base del conocimiento del cuerpo femenino es también fundamental para evitar trastorno sexuales.

Es verdad que si una mujer no conoce ni siquiera su anatomía, si no conoce cuáles son sus puntos erógenos, ni qué caricias le pueden formular un orgasmo, difícilmente puede comentárselo a su pareja y saber qué es lo que realmente le gusta”, concluye Romero.

 Diez consejos para mejorar la sexualidad

De acuerdo con la experta  Romero, estos son los pasos a seguir por una mujer con algún tipo de disfunción sexual e interesada, no solamente en superarlo, sino en enriquecer este ámbito de su salud, a través del auterotismo:

1.- Normalizar el concepto de masturbación para desmitificar y eliminar culpas o vergüenzas. Para esto debe consultar con un especialista en Sexología.

2.- Favorecer un espacio de la propia intimidad. Se aconseja dedicarse un tiempo a solas, sin prisas o preocupaciones.

3.- Conocer la anatomía genital y sus funciones. Esto, mediante una autoexploracion que le permita visualizar los genitales. Para esto puede utilizar un espejo.

Una mujer observa productos en un stand de venta de juguetes eróticos.

4.- Autoestimularse sexualmente, con el objetivo de obtener placer y conseguir un orgasmo. Se puede seguir los pasos descritos en el libro “Técnica de entrenamiento en masturbación” de Lobitz y LoPicolo, pero siempre guiada por un especialista en Sexología, que atiende al aspecto psicológico y emocional de la disfunción y que adapte los tiempos y los ejercicios a las características físicas y las necesidades psicológicas de cada mujer.

5.- Estimular las fantasías sexuales, a través de películas y lecturas eróticas.

6.- Utilizar juguetes adecuados y lubricantes, obtenidos en tiendas especializadas.

7.- Hacer participe a la pareja, dejando ver como la mujer se masturba, así se fomenta la fantasía sexual, la autoconfianza en sí mismo, y la complicidad.

8.- Desear desearse. Dejarse quererse por sí mismo y disfrutar con ello, haciendo conscientes las sensaciones placenteras que se obtienen con el orgasmo en las prácticas masturbatorias, con el fin de incorporarlas plenamente.

9.- Ceder a la curiosidad y ampliar las experiencias placenteras, para nuevas formas de estimulación, sin vergüenza.

10.- Autovalorar el cuerpo como lo más precioso y preciado que se tiene.

  Sexo: 5 motivos para no tener relaciones sexuales

 

 Sexo: 5 motivos para no tener relaciones sexuales
Imagen: No tener sexo: algunos motivos.

 “El sexo es lo más divertido que se puede hacer sin sonreír”

—Woody Allen

Sin duda, el sexo es una fuente estímulos positivos, de autoconocimiento, de placeres de diversos tipos y una actividad que por la liberación de dopamina, oxitocina y serotonina ayuda a aumentar el bienestar yla autoestima.

Pero hay veces en las que el sexo se convierte en nuestro enemigo, en una “tarea” que está relacionada como causa o como consecuencia a una baja autoestima.

5 momentos en los que el sexo puede bajarte la autoestima:

1. Infidelidad

El primer caso es sobre el que más se ha hablado desde que se practica la monogamia. Desde la perspectiva de Sternberg del triángulo del amor basado en la intimidad/pasión/compromiso, se entiende que una pareja que comparta esos tres ejes no debería tener carencias que le hiciesen buscar emociones y sensaciones en otra pareja sexual.

La infidelidad es una acción ocultada, fuera de los límites de un pacto previo, un ataque a la confianza de la pareja y por supuesto, genera sentimiento de culpabilidad y en la mayoría de casos ansiedad y una bajada de autoestima al sentir que estas traicionando a alguien a quien quieres, por lo que tu idea de ti mismo empeora al ver como no demuestras atributos positivos como la lealtad, la empatía, la sinceridad y la fidelidad.

¿Sabías qué? ¡Los introvertidos son más proclives a ser infieles…!

2. Sexo para subir la autoestima social

El reconocimiento social libera dopamina y endorfina, así que una motivación extrínseca muy poderosa es actuar para que la gente te identifique como un individuo exitoso, triunfador, alguien alfa y muchas personas utilizan el éxito sexual como un ascensor inmediato de su autoestima social.

En esta caso además se da una “cosificación” de la pareja sexual, ya que se convierte en un simple número, en una herramienta para poder seguir en lo más alto de la pirámide social que valora el éxito sexual como un mérito a tener en cuenta.

Aunque es cierto que esa valoración ayuda a mejorar la autoestima, es un arma de doble filo, ya que estás construyendo una autoestima basada en una valoración externa y estarás generando una identidad sexual y social dependiente de esa apreciación. Es decir, es más que autoestima, “otroestima” por lo que es muy poco sólida y nos hace cautivos de la opinión de los demás, dejando de lado nuestra propia identidad sexual y siendo esclavos de lo que la gente espera de nosotros.

¿Sabías qué? La autoestima tiene también una dimensión sexual y se define como la seguridad o confianza que tenemos con respecto al sexo.

3. Sexo como forma de conseguir cariño o atención

Si en el punto dos hablábamos del individuo que tiene sexo para conseguir la aprobación del grupo, en este caso se trata de personas con carencias grandes de cariño y que por experiencia han aprendido que en muchos casos antes, durante o después del sexo obtienen ese cariño aunque sea durante un periodo corto de tiempo.

Suele darse en casos donde la autoestima es muy baja además de tener un círculo social pequeño o unashabilidades sociales bajas para demandar cariño a su entorno. Así que para conseguir ese cariño, hacen intercambio de sexo por un rato de interés o cariño.

Este es uno de los casos más peliagudos porque la persona tiene que aprender a pedir cariño a su entorno cuando lo necesite, a ser más asertiva para hacerse respetar y sobretodo a quererse más a si misma. Precisamente este perfil es el que más suele convertirse en un “número” dentro de la lista de los que utilizan el sexo para aumentar su autoestima social.

¿Sabías qué? Está demostrado que hay trucos para aumentar tu autoestima considerablemente en una semana.

4. Adicción al sexo

Como todas las adicciones, cada vez que caes en la conducta a la que eres adicto se produce una bajada de la autoestima y una sensación de vacío y culpabilidad. Además de un dato que popularmente se desconoce y es que el adicto al sexo tiene la sensibilización tan alta que el disfrute es mínimo.

Además, esta adicción entra dentro de la categoría de adicciones comportamentales como la adicción al trabajo, a internet o a los deportes de riesgo, donde la adicción no es a una sustancia en sí misma sino a las sustancias que se generan en el cerebro al realizar la actividad.

Como en todas las adicciones, existe una dependencia psíquica, un aumento de la tolerancia y un síndrome de abstinencia. A tenor de lo cual, el tener el sexo como una actividad compulsiva pierde por completo su faceta placentera.

¿Sabías qué? Todas las adicciones de conducta están relacionadas con un bajo nivel de autocontrol, no solo conductual sino también emocional.

5. Sexo para no afrontar los problemas

Otro que tiene que ver con las parejas. Todas las parejas tienen conflictos. Sin excepción. Aceptarlo es una necesidad para poder construir una relación sana. Algunos de esos conflictos son tan complejos que las personas se ven totalmente imposibilitadas para solucionarlos, aunque el conflicto sin solución se pueda convertir en un bomba de relojería.

Pues bien, muchas parejas aprenden equivocadamente que el sexo es un parche ideal para tapar ese conflicto y dan como finalizada la discursión con una sesión de sexo. Como si ese sexo, por placentero, significara que el conflicto ha dejado de existir. Y, de la forma más conductista posible, incorporan el sexo de manera habitual a su ritual de solución de problemas.

Esto influye a medio y largo plazo negativamente a nuestra autoestima personal, ya que el conflicto que no sabemos resolver va a presentarse periódicamente en nuestra vida de pareja convirtiéndose en un elemento que puede afectar directamente al autoconcepto.

¿Sabías qué? La terapia de pareja en un porcentaje muy alto de casos se centra en ayudar a las parejas amejorar su comunicación.

 

Cómo ganar la batalla a la rutina sexual

 

¿Por qué tenemos que caer en la rutina sexual con nuestra pareja? El sexo es tan importante para la salud como un buen diagnóstico o un tratamiento eficaz. Aquí tienes 7 claves para prevenir y solucionar la falta de deseo provocada por el desgaste en las relaciones

EFE / Martin Gerten

MADRID/EFE/ROCÍO GALÁN LUNES 18.05.2015

EFE / Martin Gerten

El sexo es salud, y hay que saber disfrutarlo en todas las etapas de nuestra vida. La rutina sexual, el aburrimiento y la pérdida de la pasión hacia el otro son algunos de los problemas a los que se enfrentan las parejas y que a veces pone en la cuerda floja una relación.

Vicente Briet, psicólogo clínico, especialista en sexología y miembro de la junta directiva de la Federación Española de Sociedades de Sexología, apunta que además de las disfunciones sexuales como la eyaculación precoz o la impotencia, el tema del deseo es uno de los más frecuentes.

Pese a que puedan influir aspectos como el carácter biológico, factores psicológicos, fármacos, etc. que a veces se disfrazan como rutina, “hay elementos en la pérdida del deseo que simplemente tienen que ver con el desgaste o con el tiempo que llevamos en pareja”, señala.

Pero, ¿cuándo aparece la rutina sexual? El experto apunta que no hay estudios definitivos, pero “parece que biológicamente la pasión tiene fecha de caducidad”; al investigar sobre parejas es al “tercer o cuarto año cuando suelen aparecer los primeros síntomas”.

Las 7 claves para combatir la rutina sexual

1. Comunicación: hablar, hablar y hablar las cosas. Briet explica que lo más importante es “tomar conciencia” y ser capaces de “comunicar con claridad pero sin adoptar actitudessincericidas” para poder empezar a emprender acciones. A veces somos demasiado sinceros y podemos expresarnos con vehemencia o acritud, causando daño a la otra persona. Para evitarlo, el doctor insiste en que la clave es no hablar acusando y recriminando, sino de cómo las cosas del otro nos hacen sentir. Es decir, “hablar desde el punto de vista de los sentimientos y acabar formulando propuestas de cambio”.

2. Espacios de individualidad: lo que muchas veces llamamos burbuja personal resulta fundamental para la salud de la pareja. El sexólogo señala que “hay parejas que se convierten en parejas fusión”, un caldo de cultivo ideal para la rutina.

Para evitar el desgaste “hay que quedarse siempre con un poco de apetito”, subraya

La receta para recuperar la pasión y la ilusión “es que tengamos un espacio personal donde podamos cultivar nuestra individualidad y permita la posibilidad de echarnos de menos”. Y es que, como dicen, se necesita ausencia para valorar la presencia.

En la imagen aparecen dos actores que participan en la obra de teatro argentina "Fuerzabruta", durante su presentación en la Carpa Santa Fe de Ciudad de México (México).

3. No hacer comparaciones con estudios o el entorno: tendemos a intentar seguir la línea de lo que entendemos o lo que socialmente se nos establece como normal. El especialista destaca que esto es un error que además puede provocar “una presión bárbara”. Lo que hay que hacer es “marcar nuestros propios estándares porque es el criterio de pareja el que tiene que triunfar, y la calidad es lo que ha de primar” dentro de la frecuencia que nos marquemos nosotros mismos. Si no el sexo se convierte en una obligación “y es cuando pierde el interés”, apunta.

4. Cultivar el interés y la pasión por el otro: la clave está en entender a la pareja “como si fuera una especie en peligro de extinción, una persona que podemos perder porque sigue siendo digna de admiración”. Para hacerlo, es importante “que hablemos con cierta regularidad de sexo, que hagamos planes eróticos aunque no se lleven luego a la práctica, que nos toquemos, nos acariciemos de manera insinuante, y al margen de la propia relación sexual”. Tenemos que aprender a “descoitar la relación y no estar siempre a la búsqueda del orgasmo”.

“Hay que actuar continuamente como si estuviéramos excitados sexualmente”, señala Vicente. “El deseo, si no tiene un soporte y un alimento para la acción, es como la llama de una leña que no acaba de arrancar”

5. Sorprender y usar la imaginación: tenemos que huir de la rutina para fomentar un clima que favorezca el reencuentro. El psicólogo señala que “hay que romper con la inercia que nos lleva a buscarnos o a hacerlo en el mismo sitio”. Algo interesante puede ser “recuperar actividades que nos han podido resultar excitantes en el pasado”.

Si queremos que el deseo aparezca “debemos concederle el valor y protagonismo que merece”

Dos activistas a favor del tratamiento ético de los animales se besan en una cama en una calle del dentro de Roma

6. Experimentar: es algo fundamental.Juguetes sexuales, posturas, juegos, cambios de rol, fantasías… debemos saber pedir a nuestra pareja las cosas que nos gustaría hacer sin tener miedo a expresarnos y a partir de ahí “generar espacios de encuentro”.

7. Cultivar el propio atractivo personal: muchas veces pensamos que cuando tenemos pareja ya está todo conseguido y conquistado. El psicólogo señala que es fundamental “cuidar la higiene, atuendo, alimentación, lenguaje, el mimo al otro, es algo continuo” porque no podemos abandonarnos ni tomar el camino de la dejadez. Es importante “tener interés, cuidado y atracción por el otro y tomarlo como una responsabilidad”. El amor y el deseo son una conquista continua.

Vicente Briet subraya que para que se de una buena relación tiene que haber cuatro ejes que la sustenten: compatibilidad de valores, compatibilidad de caracteres, la parte de la pasión y el tema del compromiso “que se define cuando los tres anteriores están claros”.

Tipos de seductor: ¿con cuál te sientes más identificado?

Tipos de seductor: ¿cuál de estos 10 arquetipos de seductor eres tú?
                                       Imagen: El tipo duro, uno de los 10 arquetipos de seductor.
 
 
 

¿Por qué personas con personalidades tan distintas ligan? ¿Qué características debe tener un buen seductor? ¿Qué puede atraer de tu personalidad? ¿Eres carismático y no lo sabes?

En El arte de la Seducción, el psicólogo Robert Greene describe hasta nueve arquetipos de seductores. O diez tipos de seductor, si tenemos en cuenta la figura del anti-seductor. En este extenso libro encontrarás un análisis histórico y psicológico de las grandes personalidades de la humanidad.

No basta con saber técnicas o estratagemas para atraer y ser un gran seductor. A veces, el autoconocimiento es la pieza clave para que sepas tus puntos fuertes y cómo pueden jugar a tu favor. Todos podemos ser grandes seductores, sólo tenemos que encontrar esa luz interior que aviva nuestro carisma y nos hace ganar confianza y autoestima. Como decía Oscar Wilde, uno de los seductores más destacados de la historia, “amarse a uno mismo es el comienzo de una aventura que dura toda la vida”.

Seguidamente te descubriremos los 9 arquetipos de la seducción para empieces este viaje al autoconocimiento y el desarrollo personal.

1. La Sirena

Inaccesible, divina, encantadora. Sólo hay una en un grupo de amigas. Es próxima y a la vez distante. Es la musa de los poetas, la chica que hace perder la cabeza a los gobernantes. Robert Greene cuenta queCleopatra fue una de ellas. Detectaremos una Sirena por sus gestos, su delicadeza, su forma de vestir muy parecida a la de las diosas.

2. El Libertino

Muy asociada a la figura del “macarra”, hace vivir experiencias únicas. De entre los distintos tipos de seductor, el tipo duro nunca pasa de moda. Transgresor y confiado, sabe que su encanto nace de los instintos más primarios. Vive al límite, saltándose todas las normas para que la adrenalina recorra tu cuerpo. Si tiene que besar, besa con seguridad. Si tiene que mirarte se adentra en lo más profundo de ti. Es capaz de hacerte cometer todas las locuras que no puedes imaginar porque a su lado no te puede pasar nada.

3. El Amante Ideal

Experto del ilusionismo; todo en él es artificio. Crea romances perfectos, sin fisuras. Es capaz de hacer sentir a las mujeres cómodas y deseadas. Todo en él es una función escrita para seducir a las más exigentes damas. Domina el contexto, sabe hablar, pero sobre todo escuchar. Todo es perfecto porque él hace que sea perfecto. Si te invita a una cena te deleitará con sus mejores dotes de cocinero; si te invita a pasear, elegirá el mejor paisaje, el mejor decorado.

4. El Dandy

Inclasificables, andróginos, elegantes, irónicos… como el Libertino, te hará sentir libre. Es uno de los tipos de seductor más dinámicos e impredecibles. Juega con la masculinidad y la feminidad. Nunca lo podrás definir porque cuando piensas algo sobre él, ya ha cambiado. Usan su apariencia física para sugerir, como la Sirena. Domina a la perfección las habilidades sociales como el Amante Ideal, pero cuando intentas clasificarlo, desaparece. Si intentas entenderlo te confundes… Robert Greene cuenta que Rodolfo Valentino fue uno de los Dandys más importantes.

5. El Cándido

Es un niño ingenuo y juguetón. La sociedad no ha conseguido domarlo. Mozart fue uno de ellos. Hace que lo difícil parezca fácil. Para él todo parece un juego. El cándido posee el encanto inofensivo de los bebés y los dotes subversivos del pícaro. Posee una inconsciencia magnética. Es imposible enfadarse con él porque no tiene malicia.

6. La Coqueta

Este arquetipo se atribuye a la las chicas pero también pueden existir coquetos. Cuando tú vas. ella vuelve. Cancela las citas. Aparece en el momento más inesperado. Siempre llega tarde a sus citas si es que no ha decidido darte plantón. Cuanto más logra conseguir tu atención, menos la quiere. Si la persigues estás perdido. Si intentas ignorarla desesperarás.

7. El Encantador

La seducción sin sexo. Te dará lo que desees sin pedir nada a cambio. Sabrá halagarte y hacerte sentir cómoda. Domina el contexto y sentirás que junto a él puedes estar tranquila. No hará ni dirá nada que pueda dejarte en evidencia. Parece que el sexo no le interesa, no desconfiarás de él. Se muestran como un amigo; te comprenden, te escuchan, te ayudan, saben aconsejarte y contentarte. Toda esta estratagema servirá para que los aprecies y te hagas una pregunta: ¿le gusto o no le gusto?  A veces parecerá que sí y a veces parecerá que sois sólo amigos. Pero la verdad es que si te haces esta pregunta ya habrás caído en sus redes.

8. El Carismático

Es el centro de atención. Todo el mundo quiere estar cerca de él porque es un manantial de risas y diversión. Nadie se aburre a su alrededor. Es fácil detectarlo porque en las fiestas siempre tiene un montón de gente alrededor escuchándolo y riéndose con sus ocurrencias. Es seguro y confiado. Sabe emocionar. Cuando habla no informa, inspira. Sería un gran político o un gran humorista o un gran contador de historias. Domina el arte de la comunicación. Tiene todos esos atributos que los demás no tienen.

9. La Estrella

Atractivos y estilosos. Tienen una vida que los demás no tienen. Es el arquetipo de las celebrities. Su vida singular y poco común es un imán para todos. Su vida es excéntrica y siempre te sorprende. Entra en sitios donde nunca te dejarían entrar si no fueras con él. Pero no todo en él es lujo. También es pasión por su propia vida y por sus habilidades. Estar a su lado te hará escapar de lo mundano y vulgar. Te hará vivir un sin fin de experiencias que sólo él te puede ofrecer. El arquetipo de la Estrella es sinónimo de glamour.

Estos son los arquetipos que define Robert Greene en El Arte de la Seducción. Deberás descubrir cuál reside en ti. Explórate y analiza en cuál encajas. Todos encajamos en uno de ellos. Y si no es así, seguramente es que estemos encajando en este último arquetipo.

10. El Anti-seductor

Insegurosegocéntricos, poco empáticos: repelentes. No saben comunicarse. Están enfadados con el mundo. Tienen un escaso o nulo dominio de las habilidades sociales. No saben cuándo sobran. No saben cuándo hacen falta. Son inoportunos. Hablan cuando no deberían y callan cuando tienen que hablar. Tienen un exceso de confianza o, por el contrario, no tienen confianza alguna.

Por suerte uno puede escapar de este arquetipo. Sólo hay que potenciar el carisma personal y las habilidades sociales. Una buena forma de empezar es trabajar la autoestima y vencer la timidez. Y otra manera es echar un vistazo a mi artículo sobre ‘Cómo no ligar‘.

10 errores que cometen las mujeres al iniciar una relación

images (17)

1. Proyectarse a futuro: pensar que al comenzar a salir con un hombre éste se casará, tendrá hijos, construirá su hogar. Mujer: apenas está saliendo con este personaje, viva el presente y ya. Mientras que al estar saliendo la mujer está pensando en construir, el hombre está pensando en conservar.

2. Ver al hombre como el príncipe azul que solucionará toda su vida. Encontró al hombre perfecto que solucionará los problemas financieros, la mantendrá económicamente, le dará hijos, acompañará, arreglará el baño dañado, lavará el carro y la hará feliz en todos los aspectos. Los hombres sienten cuando una mujer le ve como su salvador, lo cual pesa.

3. ¡A este lo pesco y lo agarro como sea! “Ya el primer paso era encontrar a un buen hombre, ahora no lo dejarlo ir por nada” eso piensan muchas mujeres. Un hombre acorralado se siente como un primate enjaulado. No cometa el error de metérsele y quitarle todos sus espacios, un hombre se siente feliz cuando puede tener sus momentos personales, así que permítaselos y usted también tenga los suyos.

4. Hacerlo público. Contarle a todos que tiene una relación, cuando apenas han salido unas tres veces, entonces se publica en su Twitter y Facebook. “Que feliz me haces”, “encontrarte fue lo mejor que me ha pasado”, “hoy vuelvo a creer en el amor”. Despacio, no a todos los hombres les gusta publicar su vida personal, sólo pasado un tiempo se sentirá cómodo, repito nuevamente, hay que ir con calma.

5. Cargar emocionalmente al hombre. Esa mujer maravillosa se convierte en una mujer desesperada por amor, necesitada de afecto,depresion_2 débil, que sufre por todo lo que él hace o dice. Ya el hombre se siente responsable de la salud mental y emocional, es demasiada carga para apenas estar comenzando una relación. Los hombres prefieren mujeres seguras, tranquilas, que saben asumir la vida.

6. Hacérselo todo muy fácil. Por el afán de gustarle al hombre, la mujer hace lo que sea, hasta volverse la mujer perfecta. Los hombres no quieren las cosas tan fáciles, simplemente se les quita su papel de conquista y se pierde la gracia. Demasiada obediencia no es tan sana en las relaciones y más cuando están comenzando. Muchas mujeres ni siquiera permiten que los hombres hagan, ya que ellas se adelantan lo hacen todo no permitiendo que ellos actúen. Así que no hagan todo tan fácil.

7. Ir muy rápido. Los hombres y las mujeres se enamoran en tiempos diferentes, los hombres al principio se pueden sentir muy enamorados, pero no es más que un resultado hormonal que se va reduciendo pasados 3 meses que ya sienten que obtuvieron lo que querían y no es una mujer tan interesante como creían. Las mujeres por el contrario van más mesuradas y a medida que ven que el hombre las conquista, se van ilusionando y se esperanzan en una relación, pero pueden volar muy rápido, caerse y darse unos golpes durísimos.

jovenes_sexualidadLos hombres al principio quieren obtenerlo todo rápido, incluso hasta proponen irse a vivir juntos y demás, pero no es sano correr. Mujer: déjelo con expectativas, tenga los pies en la tierra, mantenga su centro, disfrute salir con él, pero siga manteniendo su vida, es muy pronto para generar compromisos, éstos se darán con el tiempo. Es mejor seguir en su función de seductoras mostrando la esencia maravillosa y lo que son, e ir despacio.

8. Aceptar un hombre no ideal. No importa si usted quiere el amor más que cualquier cosa, escoja bien, muchas mujeres con tal de no quedarse solas están con hombres machistas, infieles, mentirosos, alcohólicos, etc. O por otro lado, hombres que no les gusta o interesa. Es momento de elegir, así que recuerde, usted tiene la opción de terminar.

9. Sexo. Los hombres quieren sexo y se sienten poderosos cuando satisfacen a la mujer, así que goce del sexo. Acá la cuestión no es si hacerlo pronto o no, es hacerlo cuando se pueda disfrutar. No es la mejor amante la que más posiciones hace, la mejor amante es aquella que se conecta sexualmente y disfruta realmente el momento, esto une dos cuerpos, pero también dos seres.ADOLESCESCENCIA

10. No tener amor propio. Una mujer que no sabe quién es o qué quiere, no tiene identidad ni intereses fuertes y sólo comienza a vivir la vida del hombre con quien sale pierde toda la atracción. Así que lo más importante es que usted sea feliz consigo misma, trabaje en su autoestima y amor propio. Cuando salga con alguien entienda que él acompaña su vida, pero no es su vida, así que siga adelante con sus proyectos y vida personal. Mujeres más auténticas serán siempre más atractivas que las que no tienen una vida propia.