Alcoholismo familiar 1º parte : ¿Cómo afecta?

  Presentación                                        terapia_grupal

En este espacio me gustaría compartir las experiencias de gente maravillosa que aunque no beba una gota de alcohol sufre por los embates de la enfermedad, no hace falta ser alcoholico para estar enfermo. Un padre, un abuelo, un tio, pueden provocar tantos problemas con su forma de beber… todas las veces son problemas imperceptivos con los sentidos. Pero razonablemente graves que nos inmovilizan para toda la vida.

Me gustaria poder compartir experiencias y mediante este medio ayudar a quienes tienen este problema, podemos encontrar estrategias para detectar el problema y encontrar la mejor manera de solucionarlos.

También quiero dirigirme a docentes y padres que están en contacto con niños y adolescentes que sufren la problemática y necesitan de una palabra de contención y comprensión.

El alcoholismo es una enfermedad y aunque sea incurable es tratable, ayudemos a evitar que siga creciendo disfrazada de alegría.

Como afecta el beber de otros en la edad adulta

Los hijos adultos de alcohólicos, son adultos que fueron criados en hogares afectados por la enfermedad del alcoholismo, no precisamente consumidores de alcohol pero si afectados por el alcoholismo de otros miembros de su familia.

El problema básico radica en sus 6 características que son las siguientes:

1- No hablar  2- No sentir 3-No confiar 4- Culpa 5- Control 6- Aislamiento.mafaldita

1- La mayoría de los hijos jóvenes en las familias alcohólicas aprenden que no es conveniente hablar honestamente de lo que esta pasando en sus vidas, esto surge por varias razones, por vergüenza, lealtad a la familia, incertidumbre y falta de permiso para hablar.

2- Generalmente muestran gran miedo a los sentimientos. Ya que en su infancia fue motivo de burla, al llorar recibía un golpe, y era obligado a callarse, ya de adulto le cuesta manifestar alguna emoción , e identificar o expresar sentimientos y pedir lo que necesitan.

3- Mayor dificultad en Confiar en otros. Ellos experimentan mayor dificultad para relacionarse íntimamente y son más propensos a experimentar depresión. Generalmente son personas amedrentadas, que no confían y que están confundidas. Hacen un gran esfuerzo para confiar en los que los rodean, se dan cuenta de que no siempre serán abandonados o rechazados, que no serán heridos.

4- El adulto cree que es responsable de las cosas sobre las que no tienen control, por ejemplo la bebida de algunos de sus padres o algún familiar cercano, lo cual aumenta el sentimiento de culpa, ya que en la infancia se imagina si yo me portara de tal forma el no bebería, y este sentimiento lo acompaña por mucho tiempo.

5- El control es uno de los principales problemas para los hijos adultos dado que tienen una gran necesidad de estar en control absoluto o no sienten control alguno sobre ningún aspecto de su vida. Para algunos hijos adultos la aceptación de la incapacidad significa que no poseen todas las respuestas.

6- Aislamiento, la mayoría de los hijos adultos han crecido escondiendo sentimientos, desconfiando y sin ninguna manifestación, y le ha costado mucho tener una vida sociable, y tener amistades duraderas, ya que les cuesta poner limites. Todo esto lo lleva a la depresión donde se aísla de todo lo que lo lastime. O todo lo contrario tiene muchas amistades pero ninguna es profunda, son superficiales, y así no muestran sus verdaderos sentimientos, ni su verdadera personalidad.

El tratamiento más exitoso para la enfermedad del alcoholismo es aquél que brinda ayuda tanto al alcohólico como a sus familiares involucrados directamente en el comportamiento del alcohólico.
Lamentablemente en nuestra sociedad los familiares creen erróneamente que el problema solo lo tiene el enfermo pero no es así la familia entera sufre las consecuencias de la enfermedad.

Existen centros de apoyo para familiares y amigos de alcohólicos (AL-ANON) que son un gran soporte emocional, los ayuda a resolver los problemas que conlleva la enfermedad y la relación con el enfermo.

El éxito de estos centros es la importancia de reconocer que un cambio de actitud para con el enfermo logrará una mejoría en las organización familiar quebrantada por la enfermedad.

En nuestro país la falta de concienciación sobre la enfermedad del alcoholismo hace que el número de hijos adultos de alcohólicos vaya creciendo y el índice de familias disfuncionales también sea mayor.

Si queremos una sociedad mentalmente más sana debemos aprender a hablar sobre nuestros problemas que muchas veces no son directamente nuestros sino que nos lo han heredado.

Consejo: feed-icon32x32 Síguenos, semanalmente seguiremos publicando artículos relacionados que pueden ayudarte.