¿Qué es el duelo?(3ª parte): Recomendaciones

images (11)

Solo sanamos de un dolor cuando lo padecemos plenamente
MARCEL PROUST.

Date permiso para estar en duelo
Date permiso para estar mal, necesitado, vulnerable… Puedes pensar que es mejor no sentir el dolor, o evitarlo con distracciones y ocupaciones pero, al final, el dolor saldrá a la superficie. El momento de dolerte es ahora. Acepta el hecho de que estarás menos atento e interesado por tus ocupaciones habituales o por tus amistades durante un tiempo, que tu vida va a ser diferente, que tendrás que cambiar algunas costumbres…

 Deja sentir dentro de ti el dolor

Permanece abierto al dolor de tu corazón. Siente y expresa las emociones que surjan, no las pares. No te hagas el fuerte, no te guardes todo para ti, y con el tiempo, el dolor irá disminuyendo. Sentir y expresar el dolor, la tristeza, la rabia, el miedo… por la muerte de tu ser amado, es parte del camino que tienes que recorrer.

Date tiempo para sanar
El duelo por la pérdida de una persona muy importante suele durar entre 1 y 3 años. No te hagas pues expectativas mágicas. Estate preparado para las RECAÍDAS. Hoy puedes estar bien y un suceso inesperado, una visita, el aniversario, las Navidades te hacen sentir que estás como al principio, que vas para atrás, y no es así. El momento más difícil puede presentarse alrededor de los 6 meses del fallecimiento, cuando los demás comienzan a pensar que ya tienes que haberte recuperado.

Sé paciente contigo mismo/a
Aunque las emociones que estas viviendo pueden ser muy intensas y necesitar mucha energía, son PASAJERAS. Procura vivir el momento presente, por duro que sea. Se amable contigo mismo/a. Recuerda que el peor enemigo en el duelo es no quererse.

No temas volverte loco/a
Puedes vivir sentimientos intensos de tristeza, rabia, culpa, confusión o abatimiento, deseos de morir… Son reacciones habituales y normales después de la muerte de un ser querido.
Ver: 
Reacciones típicas

 Aplaza las decisiones importantes

Decisiones como vender la casa, dejar el trabajo, marcharte a otro lugar…, es preferible dejarlas para más adelante. Seguramente, ahora no puedes pensar con suficiente claridad, y podrías más tarde lamentarlo. No suele ser tampoco conveniente iniciar una nueva relación afectiva (nueva pareja, otro embarazo…) mientras no hayas resuelto adecuadamente la pérdida.

No descuides tu salud
Pasados los primeros días puede resultarte muy útil que te hagas un horario (hora de levantarte, comidas, hora de acostarte…) y lo sigas. Aliméntate bien y cuida tu cuerpo. No abuses del tabaco, alcohol, tranquilizantes… Durante el proceso de duelo somos más suceptibles de sufrir enfermedades. Si padeces alguna enfermedad crónica no abandones los cuidados habituales ni los tratamientos con la escusa de que te da igual lo que te pase…

No te automediques
Si para ayudarte en estos momentos tienes que tomar algún medicamento, que sea siempre a criterio de un médico y nunca por los consejos de familiares, amigos y vecinos bien intencionados. Recuerda que tomar medicamentos para «no sentir» pueden contribuir a cronificar el duelo.

  Busca y acepta el apoyo de los otros

Sigue conectado con los otros. Necesitas su presencia, su apoyo, su preocupación, su atención… Dale la oportunidad a tus amigos y seres queridos de estar a tu lado. Piensa que pueden querer ayudarte, pero no saben la manera de hacerlo. Pueden temer ser entrometidos o hacerte daño si te recuerdan tu pérdida. No te quedes esperando su ayuda y pídeles lo que necesitas.

Procura ser paciente con los demás
Ignora los intentos de algunas personas de decirte cómo debes sentirte y por cuanto tiempo. Sentirás que algunas personas no comprenden lo que estas viviendo. Intentarán hacer que te olvides de tu dolor, comprende que lo hacen para no verte triste. Piensa que quieren ayudarte, pero que no saben como hacerlo. Busca personas de confianza que te permitan «estar mal» y desahogarte sin miedo cuando lo necesites.

 Date permiso para descansar, disfrutar y divertirte

Date permiso para sentirte bien, reír con los amigos, hacer bromas… Tienes perfecto derecho y además puede ser de gran ayuda que busques, sin forzar tu propio ritmo, momentos para disfrutar. Recuerda que tu ser querido querría solo lo mejor para ti y que los «malos momentos», vendrán por si solos.

 Confía en tus propios recursos para salir adelante

Recuerda como pudiste resolver otras situaciones difíciles de tu vida. Repítete a menudo: «algún día encontraré mi serenidad».

Consejo: Síguenos, continuaremos escribiendo sobre el duelo… feed-icon32x32

¿Qué es el duelo?(2ª parte): Reacciones típicas

images (10)

Estas son algunas de las reacciones más comunes que suelen aparecer después de una pérdida. Recuerda que cada duelo, como cada persona, es único, y también su manera de reaccionar.

SENTIMIENTOS:

– SHOCK- INSENSIBILIDAD:
Es como si le estuviese pasando a otro… Como viviendo entre nubes, nada parece real ó te sientes embotada, como un autómata…, incapaz de reaccionar.
Este aturdimiento inicial tiene sentido: te protege, amortigua la dura realidad mientras te vas haciendo a la idea.

 NEGACIÓN / INCREDULIDAD:
Imposibilidad de creer que ha muerto. ¡No puede ser verdad! Durante un tiempo piensas y actúas como si tu ser querido continuara vivo. Suena el teléfono y, por un instante, piensas que es él. No has perdido la esperanza de que vuelva. Lo buscas, lo esperas.
Necesitas este tiempo de no creertelo, tu cabeza sabe lo que ha pasado, tu corazón no quiere ni puede creerlo.

– ENOJO / RESENTIMIENTO:
¿Por qué has permitido esto Dios mío?. ¡Esos malditos médicos la dejaron morir!. ¿Cómo me dejas ahora con todo lo que te necesito?. ¡Todos siguen viviendo como si nada hubiera pasado!. Estás rabioso contra todos y contra todo.
El resentimiento forma parte de tu dolor y es algo normal. No luches contra él…! Déjalo salir. A medida que tu dolor se vaya calmando ira disminuyendo.

– TRISTEZA:
Siento una pena muy grande y todo me hace llorar. La tristeza es el sentimiento más común. Puede tener muchas expresiones: llanto, pena, melancolía, nostalgia…
Date permiso para estar triste, para llorar… No te preocupes si lloras mucho o poco; el llanto no es la medida de tu amor, cada uno se expresa como puede, a su manera.

– MIEDO / ANGUSTIA:
Estoy asustado/a…, ¿qué va a ser de mí?. Es como su el mundo se hubiera parado para tí. Te sientes inquieto/a, confuso/a, desamparado/a, desesperado/a. Tienes miedo de volverte loco/a, a no sobrevir sin tu ser querido. Miedo a morir tu también, a que ocurra otra desgracia.
Estos sentimientos tan intensos y tan desagradables forman parte del dolor del duelo. Date permiso para estar así: sentirte frágil, sentir miedo como un niño… deja que esa parte de ti se exprese. La muerte de un ser querido te hace mas consciente de la realidad de la muerte, de su posibilidad.

– CULPA / AUTORREPROCHES:
Si al menos hubiera sido más cariñoso/a… Si hubiera llamado antes al médico… Si hubiera tenido más paciencia… Si le hubiera dicho más a menudo lo que le quiero…
La lista puede ser interminable. La culpa es un sentimiento natural en el duelo, sobretodo al principio. Piensa que el pasado no puede cambiarse y ya tienes bastante sufrimiento como para castigarte de esta manera. El mejor antídoto para la culpa es la humildad que supone aceptar nuestras limitaciones.

 SOLEDAD:
Me siento tan sola ahora, lo hecho de menos en tantas cosas, en tantos momentos… me duele tanto su ausencia.
Son tantas cosas vividas y compartidas juntos que vas a necesitar mucho para aprender y acostumbrarte a estar sin él o ella. La primera vez de cafda cosa sin esa persona duele mucho: volver por primera vez a ese lugar que tanto le gustaba, mi cumpleaños, las primeras navidades, las vacaciones…

– ALIVIO:
Gracias a Dios que todo ha terminado.
El final de una larga y dolorosa enfermedad o relación se pueden vivir con una sensación de alivio y descanso.

– SENSACIÓN DE OÍR ó VER AL FALLECIDO:
Me parece que me sigue llamando por la noche. El otro día me pareció verlo entre la gente. Siento su presencia cerca de mi.
Son sensaciones pasajeras absolutamente normales después del fallecimiento de una persona querida. Suelen darse en algunas personas en los primeros meses después de la pérdida. Se viven con serenidad y no se suelen compartir por miedo a ser juzgados.

 AMBIVALENCIA / CAMBIOS DE HUMOR:
Ayer me sentía agradecido a mis amigos por su ayuda y ahora no quiero ni verlos.
Puedes estar tranquilo en un momento dado y alborotado en el instante siguiente. Los sentimientos pueden ser cambiantes y contradictorios.
Acéptate que durante un tiempo puedes estar así y quierete.

 Consejo: Síguenos, continuaremos escribiendo sobre el duelo… feed-icon32x32

¿Qué es el duelo?(1ª PARTE)

duelo-nueva-2

Lo que importa no es lo que la vida te hace, sino lo que tú haces con lo que la vida te hace.
EDGAR JACKSON.


El duelo es la reacción normal ante cualquier pérdida
La muerte de un ser querido es una de las situaciones más duras que tiene que enfrentar un ser humano. El duelo no es una enfermedad. La enfermedad sería no hacerlo.  El duelo es doloroso, y no podemos hacer nada para evitarlo. No hay atajos, no hay una varita mágica. El dolor es el precio que pagamos por crear lazos estrechos y amar a otras personas. Si no nos doliera perder lo que queremos, si no amariamos por no enfrentar ese dolor, dejaría de tener sentido toda nuestra existencia.

Estamos preparados psicológicamente para enfrentar pérdidas
La vida es una sucesión continua de pequeñas y grandes pérdidas. Estamos pues acostumbrados desde que nacemos a hacer duelos y enfrentar todos estos cambios.
Antes que nosotros, millones de seres humanos han enfrentado la muerte de sus seres queridos: hijos, parejas, hermanos, hijos… El hecho de saberlo, no hace que duela menos, pero nos dice que estamos preparados para adaptarnos adecuadamente a estas situaciones por duras que sean.

Todos los duelos no son iguales
Aunque el proceso de duelo se pone en marcha de manera natural en todas las personas, hay situaciones que pueden hacer más difícil, más duro, más largo el camino de la recuperación.

Cómo fue la muerte. No es lo mismo una muerte esperada a la que nos hemos ido preparando, que una muerte repentina. Y si la muerte es inesperada, no es lo mismo que la causa sea una enfermedad, por ejemplo, un infarto, que algo traumático o violento cómo un accidente. Todavía será más difícil si ha sido por un suicidio o como consecuencia de un asesinato…

Cómo suelo responder en mi vida ante las adversidades. Puede también dificultar el duelo el modo en que suelo enfrentarme a las situaciones de crisis. O si padezco problemas de ansiedad o depresión.

Cómo era mi relación con la persona fallecida. Qué era esa persona para mí, qué me daba, cómo de intensa que era la unión. Tampoco será lo mismo si nuestra relación fue tranquila, serena, armoniosa. O, por el contrario, fue más bien difícil, conflictiva, ambivalente (mezcla de amor y odio), muy dependiente, etc…

A quién he perdido. No es lo mismo perder a tus padres ancianos (por doloroso que esto pueda ser) que la muerte de un hijo, especialmente si es todavía niño o adolescente… La pérdida de un hijo es posiblemente la pérdida más dolorosa que puede sufrir un ser humano.

El duelo tiene un final 
Cuando estás inmerso en el dolor del duelo te parece que nunca vas a poder salir de ahí. ¿Por qué? Porque sabes que nunca va a recuperar a tu ser querido. Pero todo que comienza tiene un final. De la misma manera que comenzó un día, tendrá también que terminar. Terminar no es olvidar, pasar página, abandonar al otro. Ese es el gran temor de las personas en duelo. Sino buscarle un lugar en lo más íntimo de nosotros mismos, un lugar donde la muerte no puede llegar… Un lugar donde seguir queriéndolo hasta nuestro último aliento y, al mismo tiempo, que nos permita abrirnos de nuevo a la vida.

Es mucho más largo de lo solemos creer 
¿Cuánto tiempo va a durar esto? El duelo dura mucho más de lo que, en general, se piensa. Existe la creencia errónea de que pasado el primer año, ya tenemos que estar bien. Además suele haber cierta prisa en familiares y amigos; quieren vernos ya recuperados cuando en realidad todavía nos queda mucho por hacer. Tú misma también puedes tener prisa por ponerte bien, por dejar de sufrir, por seguir con la vida de antes… Por ejemplo, en la muerte de un hijo, podemos necesitar de 3 a 5 años. En la muerte de la pareja de 2 a 3 años, sabiendo que el dolor irá dismininuyendo con el paso del tiempo. Cada duelo, como cada persona es distinto y, por lo tanto, no todos los duelos duran lo mismo y, por ello, todos pueden ser perfectamente normales. Además, el tiempo del duelo no es indicativo de la intensidad de nuestro amor.

El duelo te cambia
No podemos tampoco pretender volver a ser otra vez los de antes: el duelo inevitablemente te cambia. La personas que han pasado esta experiencia reconocen que el duelo les ha hecho crecer, madurar, valorar más lo que es realmente importante, salir de si mismas, amar mejor, ser mejores personas, más sensibles y solidarias con el dolor de los demás… Y que, aunque es verdad que hayan sufrido mucho, entienden que era necesario hacer este camino (y que lo volverían a hacer!)

Consejo: Síguenos, continuaremos escribiendo sobre el duelo… feed-icon32x32

¿Para qué Terapia de Grupo?

terapia_grupal
¿Qué es la terapia de grupo?

 La terapia o psicoterapia de grupo centra su trabajo terapéutico en las interacciones interpersonales, de modo que puedan abordarse los problemas personales e interpersonales en contexto grupal. La psicoterapia de grupo, al igual que la psicoterapia individual, está destinada a ayudar a las personas que desean mejorar sus habilidades para afrontar los problemas que se presentan en la vida cotidiana. El objetivo de la psicoterapia de grupo es ayudar a resolver las dificultades emocionales y estimular el desarrollo personal de los participantes. El terapeuta elige como candidatos para el grupo a aquellas personas que pueden beneficiarse de este tipo de terapia, así como los que pueden tener una influencia útil para otros miembros del grupo.

¿Cómo funciona?

 En la terapia de grupo se comparten asuntos personales a los que se quiere o necesita hacer frente. Un participante puede hablar sobre cuestiones que le han perturbado durante la semana, sus respuestas a estos sucesos, tanto si las consecuencias han sido negativas o positivas. También puede compartir situaciones acaecidas en sesiones previas o comentar ejercicios de situaciones hipotéticas planteadas por el terapeuta que lleva el grupo. Otros participantes pueden reaccionar a sus palabras, darle confirmación, apoyo o crítica, o simplemente limitarse a compartir sus pensamientos y sentimientos. Los temas de debate no siempre están determinados por el moderador, sino que también pueden surgir espontáneamente del grupo. El miembro del grupo siente que no está solo con su problema y que hay otros que sienten lo mismo. El grupo puede convertirse en una fuente de apoyo y fortaleza en momentos de estrés. Además, las críticas constructivas posibilitan el entendimiento de conductas propias y ajenas. Con frecuencia, la gente que se encuentra en un grupo puede sentirse identificada por otros miembros, ello facilita la alianza terapéutica entre los participantes. La idea fundamental de la terapia de grupo es hablar, reflexionar y realizar ejercicios que adquieran mayor relevancia en el contexto de grupo, para superar obstáculos, desarrollar el potencial de cada uno y mejor en los ámbitos importantes de la vida cotidiana.

¿Quién puede beneficiarse de esta terapia?  terapiagrupo

 La psicoterapia de grupo es adecuada para una gran variedad de problemas y dificultades. Puede ser de gran ayuda a aquellas personas que desean desarrollar sus habilidades interpersonales y así como aquellas que experimentan problemas afectivos, algunos tipos de trastornos de ansiedad o distimia.

Existen grupos homogéneos, en cuanto a la similitud en el rango de edades, trastornos y objetivos, mientras los grupos más heterogéneos se benefician de la experiencia de miembros que no comparten tantas similitudes. También hay grupos de apoyo para personas que se encuentran en la misma situación de vida, por ejemplo: jóvenes estudiantes que padecen ansiedad social, padres que necesitan nociones de psicología para tratar con sus hijos, gente que necesita mejorar su autoestima, etc.

El grupo es especialmente eficaz para personas con dificultades interpersonales y que tienen problemas en las relaciones relevantes. Si estas dificultades se presentan en ámbitos sociales, laborales, o de pareja, el participante puede salir muy reforzado y beneficiarse en estas áreas. Una de las grandes ventajas de la psicoterapia de grupo radica en que se realiza un trabajo inmediato, en tiempo real, sobre acontecimientos interpersonales del grupo

¿Es la terapia de grupo adecuada para todos los casos?foto sillas

 

No, se recomienda seguir una terapia de grupo a las personas que estén capacitados para beneficiarse del entorno de grupo en el ámbito terapéutico. Muchas veces la psicoterapia de grupo es el segundo paso, luego de haber realizado una terapia individual. En ocasiones, el psicoterapeuta puede recomendar terapia de grupo como complemento de la terapia individual, es decir, mientras se sigue una terapia individual la persona puede beneficiarse de sesiones de grupo para poner en práctica cuestiones que hacen a las habilidades sociales y a la buena interacción con los demás.

TIPOS DE GRUPOS

 En nuestro centro se ofrece dos tipos de psicoterapia grupal, estos son los Grupos de Ayuda Mutua y Crecimiento Personal, por una parte, y por la otra los Grupos Monográficos.

Grupo de Ayuda Mutua y Crecimiento Personal terapia-grupal

En los Grupos de Ayuda Mutua y Crecimiento Personal las sesiones son continuas a lo largo del año e incluyen actividades puntuales que tratan temas destacados en formato curso/taller. Los grupos de Ayuda Mutua y Crecimiento Personal tienen lugar una vez a la semana y la duración de la sesión es de 1 hora.

Suelen constituirse grupos de entre 4 y 6 personas, aproximadamente. El funcionamiento habitual de este tipo de grupo consiste en una presentación de los participantes y del psicoterapeuta, quien actuará además como moderador. En la mayoría de sesiones se comienza comentando los temas relevantes de la semana y, a partir de ahí, teniendo en cuenta el perfil de los miembros del grupo, el terapeuta coordina la sesión, hace intervenciones y prepara futuras sesiones especiales con objetivos psicoeducativas. En el Grupo de Ayuda Mutua y Crecimiento Personal se suele incluir algunos contenidos y talleres que abarcan los siguientes temas:

– Actividades Lúdico-Terapéuticas
– Asertividad
– Autoestima
– Técnicas para una comunicación eficaz.
– Dificultades y Oportunidades a la hora de Formar Pareja y Hacer Amigos
– Inteligencia Emocional
– Relaciones familiares
– Saber Emprender
– Sexualidad
– Técnicas de Relajación
– Técnicas de Afrontamiento
– Toma de Decisiones

Grupos Monográficos

Terapia-de-grupoLo otra modalidad grupal la constituyen los Grupos Monográficos. Estos grupos, destinados a desarrollar de forma intensiva un tema de interés, son acotados en el tiempo y suelen durar 1, 2 u 8 sesiones -1 a 4 horas por sesión-, dependiendo del tema y la modalidad escogida.

Autoestima y Comunicación.
Inteligencia emocional.
Enfrentar la Soledad.
Técnicas de Control de la Ansiedad.
Grupo de Duelo.
Terapia de Grupo para Parejas.

Requisitos para participar en una terapia de grupo

Si la terapia de grupo así lo requiere, es necesario realizar una primera entrevista con un psicoterapeuta de este centro para que evalúe las necesidades y objetivos del interesado en participar de las sesiones grupales, y ver si son compatibles con las del grupo en cuestión. Además, se exige a los miembros de los grupos tener en cuenta los siguientes apartados:

Puntualidad. Las sesiones comienzan a horario y deben concluir a tiempo, para cumplir con las responsabilidades profesionales del centro y sus terapeutas.

Asistencia. Se recomienda mantener el compromiso semanal de asistencia en los grupos de Ayuda Mutua, como así también la asistencia requerida en los cursos y talleres monográficos de duración intensiva.

Confidencialidad. Al participar de cualquiera de nuestros grupos se está asumiendo el compromiso de mantener la confidencialidad y privacidad de lo expuesto en el grupo por el resto de los miembros.

Respeto. Las observaciones, comentarios y críticas en el grupo se harán dentro del marco del respeto mutuo. Es el psicoterapeuta, como moderador, quien intervendrá en caso de disputa, manteniendo en todo momento el derecho de finalizar con la participación de aquellos que contravengan estas normas básicas de convivencia.

10 Curiosas Formas En Que Tu Cerebro Te Está Engañando

Cerebro (1)

1- Saciedad Semántica

 ¿Alguna vez has repetido una palabra varias veces y has descubierto que después de un tiempo, empezó a perder significado? Si te ha pasado, no necesitas preocuparte – los científicos han estudiado este fenómeno y lo llaman la saciedad semántica. Los estudios descubrieron que a medida que se repite una palabra, tu cerebro se sacia y te empieza a confundir acerca de lo que la palabra significa. Verás, normalmente cuando dices una palabra (por ejemplo , ” pluma ” ) , el cerebro encuentra la información semántica de una pluma y conecta las dos cosas juntas . Sin embargo , intuitivamente, si se repite la palabra varias veces en rápida sucesión , tu cerebro se vuelve menos capaz de conectar con esa información semántica en cada ocasión.

Los investigadores han encontrado usos prácticos de esta información más allá de simplemente divertirse con qué facilidad nos engañamos a nosotros mismos, mediante el uso de la saciedad semántica en un ambiente controlado , han sido capaces de ayudar a personas que tartamudean , y en un caso fueron capaces de ayudar a alguien con coprolalia , la maldición incontrolable a veces asociada con el síndrome de Tourette, haciéndole repetir sus palabras de maldición favoritas una y otra vez.

2- Teoría Periférica de la Emoción

 Digamos finalmente que llegas a ir a ese viaje de campamento que has estado posponiendo durante mucho tiempo. Disfrutas de un largo día de caminatas, pesca y otras actividades, y despues vas a tu tienda para descansar para el día siguiente. Cuando te levantas por la mañana, te das cuenta de que algo está mal, para ser más precisos, hay un oso en tu tienda de campaña. Es posible imaginar que la primera cosa que sentirías es miedo, lo que resultara en un rápido ritmo cardíaco. Pero, una vez más, tu cerebro está engañando.

Según la teoría de la emoción de James Lange, en realidad funciona al revés. Su teoría periférica establece que cuando ves al oso, tu corazón comienza a latir más rápido, y sólo entonces empieza tu cerebro a pensar que debes tener miedo y envía señales de miedo. Los que estudian la emoción no han podido refutar la teoría hasta ahora, aunque algunos creen que las respuestas emocionales son más de un bucle.

3- Gusanos del Oído

 ¿Alguna vez has tenido algo increíblemente horrible pero pegadizo, pegado en la cabeza durante días? Bueno, ahora ya tienes un nombre para este horrible fenómeno , que los científicos han bautizado como un “gusano del oído” La explicación que algunos científicos dan básicamente consiste es que tu cerebro se queda atascado en un bucle. Tu probablemente recuerdas una estrofa de cualquier canción pegadiza casi perfectamente , pero no sabes el resto de la canción. Después de cantar la primera estrofa , el cerebro trata de pasar a la siguiente, pero no conoce el resto de la canción . Debido a que tu cerebro le gusta ir de nuevo a los pensamientos inacabados , se queda atascado en un bucle, continuamente tratando de volver a empezar de nuevo y terminar la canción . Un grupo de científicos estaban decididos a encontrar la manera de romper este hechizo. Después de mucho estudio sus consejos son, necesitas centrarte en una actividad cognitiva que no sea demasiado fácil o demasiado difícil . Sugieren resolver anagramas o leer una novela.

4- Moral Pasmosa

La mayoría de nosotros tenemos fuertes opiniones sobre temas como el canibalismo e incesto , y la mayoría de nosotros considera que son moralmente incorrectos. Sin embargo , los investigadores han encontrado que , cuando se preguntó acerca de estas cuestiones , los cerebros de la mayoría de las personas quedaban inactivos, incapaces de llegar a una respuesta adecuada , a pesar de que las conductas en cuestión son consideradas tabú por la mayoría de las sociedades mas modernas. Este fenómeno se denomina moral pasmosa – simplemente, los sujetos quedaron “mudos” e incapaces de explicar adecuadamente por qué se sentían tan fuertemente sobre un tema .

 Uno de los escenarios descritos es alguien que trabaja con un cuerpo que iba a ser incinerado de todos modos y toma un pequeño trozo de carne , para despues cocinarlo en casa. Asegurándose de cocinarlo a fondo para eliminar cualquier enfermedad . Otro contó de un hermano adulto y su hermana que estaban de vacaciones y decidieron mantener relaciones, asegurándose de utilizar protección. Se preguntó a los participantes si lo que estas personas habían hecho estaba mal , entonces pidieron que explicaran el por qué. Los investigadores encontraron que la gente tenía muy claro que estos comportamientos eran moralmente incorrectos, pero tuvieron muchas dificultades para verbalizar sus razonamientos . La investigación aún no ha explicado por qué se produce esta respuesta. Puede ser que los tabúes de la sociedad están simplemente arraigados en nuestra conciencia tan profundamente que sentimos un poderoso impulso moral contra ellos, a pesar de que no podemos explicar lógicamente el por qué.

5- El efecto GPS

 ¿Confías en tu GPS para llegar a todas partes? ¿incluso para desplazarte a lugares conocidos? Si es así, tal vez es posible que deberías considerar usarlo menos. Resulta que el uso del GPS es una manera fácil de calmarnos a nosotros mismos en una falsa sensación de seguridad y así perder nuestro sentido de la orientación, demasiado uso del GPS en realidad hace más difícil para nosotros crear mapas espaciales. Peor aún, algunos investigadores creen que si no utilizamos nuestras habilidades espaciales con regularidad, podría conducir a un mayor riesgo de demencia de aparición temprana. Los investigadores sugieren que usemos el GPS sólo cuando no sepamos la ruta, y más como una herramienta, que una muleta.

 En una nota más positiva, resulta que el uso constante de nuestras habilidades espaciales hace a nuestro cerebro más fuerte. Los taxistas de Londres tienen que pasar por un proceso muy riguroso para aprender sus rutas, que sólo cubren un radio de 9,5 kilómetros , pero incluyen 25.000 calles con 320 rutas diferentes y alrededor de 20.000 diferentes puntos de interés. Los investigadores que estudian a los taxistas de Londres descubrieron que no sólo los veteranos, sino también a aquellos que sólo acababan de tomar la capacitación, tuvieron un aumento de la materia gris en el cerebro. Los científicos creen que la implicación más importante de este estudio es que muestra que el cerebro humano es muy bueno en la adaptación en la edad adulta.

6- Privación Sensorial

 Probablemente a menudo no vas a terminar en una situación en la que te ves privado temporalmente de la información sensorial. Sin embargo, si eso sucede, y empiezas a ver cosas que no tienen sentido o escuchar ruidos extraños, no te alarmes demasiado, es sólo un ejemplo más de que tu cerebro esta jugando contigo. Los investigadores sometieron a los sujetos de prueba en algo que se llama una cámara anecoica, una cámara diseñada para bloquear el ruido y la luz. El objetivo de este experimento era ver si la gente alucinaba cuando se les privaba de estos estímulos sensoriales.

Las personas dijeron haber visto formas y rostros, y algunos incluso tenía alucinaciones olfativas. Más extraño aún, algunos pensaron que algo malo estaba en la habitación con ellos y que algo “importante” había sucedido mientras ellos estaban allí. Según los investigadores, la explicación es que nuestro cerebro se confunde cuando se le priva de la información sensorial, por lo que crea información para llenar el vacío. El resultado es que no podemos decir lo que es real y lo que esta dentro de nuestras cabezas.

7- Dolor Simpático

 ¿Alguna vez has visto a alguien cerrar de golpe con su pie una puerta y tu hiciste una mueca de dolor a pesar de que nada te pasó? O simplemente ¿has oído una historia de alguien que salió herido y tuviste la misma experiencia? Ese es el dolor simpático. Los investigadores que han estudiado este dolor, utilizan máquinas de resonancia magnética para comprobar cómo los cerebros de los sujetos reaccionan cuando miran a rostros con ciertas expresiones, y al hacer esas expresiones. Lo que encontraron, es que el cerebro muestra la misma actividad en cualquiera de los casos. La parte del cerebro responsable de esto se llama el “área del espejo” y los científicos creen que tenemos algo que se llama “neuronas espejo”, que son responsables de la creación de una respuesta simpática. En esencia, los seres humanos están programados para pensar que estamos sintiendo las mismas cosas que otras personas, esencialmente una versión muy fuerte de empatía instintiva.


8- Falsos Recuerdos

La mayoría de nosotros estamos muy seguros de nuestros recuerdos , ¿y por qué no deberíamos de estarlo? En un mundo extraño y cambiante , que a menudo no tiene sentido , nuestras experiencias pueden ser una de las pocas cosas que nos fundamentan en la realidad. Sin embargo , los científicos han realizado experimentos sobre la memoria y han descubierto que es increíblemente fácil implantar falsas memorias . Según uno de los investigadores , la razón por la que somos engañados tan fácilmente, es porque nuestras mentes tratan de tomar en todo lo que nos rodea , pero inevitablemente fallan, lo que lleva a las lagunas en la memoria. Para hacer frente a estas deficiencias , nuestras mentes plantan automáticamente cualquier recuerdo falso que piensan que tiene sentido sobre la base de nuestros conocimientos y experiencias actuales.

Pero se pone aún peor. En un experimento, los investigadores convencieron a una mujer que había estado perdida en un centro comercial cuando era joven . No sólo ella les creyó , comenzó a fabricar detalles sobre una anciana que la había ayudado y habló de haber visto a unos cachorros. Los investigadores fueron capaces de convencerla tan bien que cuando le dijeron que era una memoria falsa y que todo había sido un experimento , ella no les creyó hasta que llamó a sus padres para confirmar que no se había perdido en el centro comercial .

9- La Embriaguez del Sueño

La mayoría de la gente probablemente sabemos que si estamos bastante tiempo sin dormir, los resultados pueden ser bastante similares a estar ebrio. Sin embargo, lo que quizás no sabemos es que el exceso de sueño puede tener un efecto similar. ¿Alguna vez has dormido más de lo habitual, y has despertado mareado, y te has preguntado por qué te sientes mal cuando has dormido mucho? Se debe destacar la razón de que nunca se puede dormir demasiado, el sueño es, después de todo como recargamos, y muchos de nosotros estamos constantemente tratando de ponernos al día.

 Cuando duermes durante demasiado tiempo, el cerebro puede confundirse y dejarte en un estado que está a medio camino entre el sueño y la vigilia. Esto es peligroso, porque muchos son los que no se dan cuenta del riesgo en el que están, cuando manejan con sueño ebrio. Un médico le dijo a un paciente que estaba tan aturdido por la embriaguez del sueño que su esposa pensaba que estaba teniendo un derrame cerebral.

10- La Hipnagogia

Muchos de nosotros estamos bajo la impresión de que sólo aquellos bajo la influencia de las drogas son propensos a experimentar alucinaciones, pero nada podría estar más lejos de la verdad. Las alucinaciones hipnagógicas ocurren en ese lapso de tiempo cuando te estás quedando dormido, pero no estas realmente dormido, mientras que las alucinaciones hipnopómpicas ocurren cuando estás despertando. Ambas formas de alucinación pueden ser auditivas o visuales en su naturaleza. Son distintas de los sueños , la investigación ha demostrado que el cerebro puede causar que alucines cuando todavía estás parcialmente consciente. Mientras que aquellos que están especialmente cansados o hayan condiciones mentales previamente existentes son ligeramente más propensos a tener estas experiencias, que son muy comunes en las personas sanas. Y nuestros cerebros no están satisfechos con sus juegos sólo cuando estamos durmiendo o en ese estado crepuscular entre mundos, neurológicamente la gente normal puede tener alucinaciones auditivas, incluso cuando están despiertos.